Por Cristofer García
3 noviembre, 2020

Esto sucedió luego del terremoto de magnitud 6,6 que sacudió las costas de la provincia turca de Izmir, el cual también afectó a la isla griega de Samos.

Tres días después del fuerte terremoto ocurrido entre Turquía y la isla griega de Samos, de magnitud 6,6 en la escala de Ritcher, siguen apareciendo seres vivos entre los escombros. Este movimiento sísmico, con epicentro en el mar Egeo, ha dejado hasta este lunes, 2 de noviembre, al menos 85 fallecidos: 83 en Turquía y dos en Samos.

Entre los aparecidos en medio de esta tragedia está un gato que estuvo al menos 30 horas hundido entre los escombros de un edificio colapsado en la provincia turca de Izmir, según reseñó AA.

AA

Esto se debió gracias a los esfuerzos de rescate de un perro policía especializado en el rastreo de personas, y también de animales. Se trata de Bob, un can perteneciente a la Asociación de Búsqueda y Rescate de Turquía, el cual supo que se encontraba un gato entre las ruinas al identificarlo luego de un rastreo por esa zona, en búsqueda de personas vivas.

AA

Afortunadamente, el gato fue salvado en buena condición de salud y luego entregado a su familia. Como coincidencia y dato interesante, este minino se llama “Umut”, que en turco significa “Esperanza”.

Junto con esta mascota, entre los escombros también pudieron encontrar con vida a un hombre de 70 años que sobrevivió durante 33 horas debajo de las ruinas que dejó el edificio al derrumbarse.

AA

Este es solo uno de los animales que están siendo rescatados en este país luego del temblor del pasado viernes, 30 de octubre, el cual también produjo un leve tsunami posteriormente.

AA

Tal como se puede apreciar en las imágenes difundidas por los medios de comunicación en este país, el peludo se nota asustado y cansado, luego de luchar por salir de los escombros. Con mucha suerte logró ser captado por este canino que se convirtió en héroe cuando su comunidad más lo necesitaba. Le salvó la vida.

Puede interesarte