Por Alejandro Basulto
24 noviembre, 2020

El activista por los derechos de los animales, Takis Shelter, lo salvó y lo llevó a su refugio, donde estuvo poco tiempo hasta hallar una familia que lo cuide y lo ame.

Un perrito desorientado y maltratado tuvo la suerte, entre tanta desgracia, de justo dar con el operador de un gran refugio de animales en la isla de Creta, en Grecia. Este cachorro había sido rociado con un veneno que supuestamente lo debía proteger contra las garrapatas. Idea que podría sonar lógica, si no fuera porque esta sustancia era tan fuerte, que solo estaba aprobada para vacas y ovejas. El envenenamiento que sufrió fue tan nocivo, que pronto dejó de poder mantenerse erguido, encontrándose gimiendo y deambulando justo cuando el activista por los derechos de los animales, Takis Shelter, lo encontró.

Takis Shelter / Youtube

Este joven defensor de la fauna llevó al maltratado amigo perruno a un veterinario cercano, donde le dieron un tratamiento sorprendentemente simples para calmar sus padecimientos. El envenenado perrito que posteriormente fue llamado Teddy, recibió un baño extenso y completo por todo su cuerpo para que se eliminara el veneno que tenía. Después fue llevado al refugio de Takis, donde este can se encontró con otros perros que habían estado en situaciones similares a la suya.

Takis Shelter / Youtube

Sin embargo, los dolores y el difícil pasar de Teddy todavía no terminaban. Aún después de ser recibido en el hogar de acogida y tras haber sido tratado en el veterinario, las consecuencias del veneno en su pelaje seguían afectándolo. Gateaba y apenas podía ponerse sobre sus cuatro patas. Fue en ese entonces que Takis se dio cuenta que tendría que bañar a este cachorro muchas más veces. En tan solo un día lo llevó al agua en 4 ocasiones, con la intención de eliminar la mayor cantidad del veneno restante.

Takis Shelter / Youtube

Afortunadamente, los esfuerzos de este griego amante de los animales tuvieron su recompensa. Y Teddy logró recuperarse y poco tiempo después volvió a caminar de nuevo. Pequeño peludo que no tuvo que quedarse mucho tiempo en el refugio de animales, debido a que apenas se recuperó, apareció una pareja de Inglaterra que quiso adoptarlo.

Si no fuera por los esfuerzos de Takis, este adorable can no solo no tendría su actual familia, sino que además, muy probablemente ya habría muerto.

 

Puede interesarte