Por Daniela Morano
13 junio, 2019

Apenas escuchó su nombre supo que valió la pena no perder la esperanza en que se reencontrarían.

Cuando un perro de la familia se pierde, es difícil no asumir lo peor. Hace dos meses atrás, Leo desapareció de su casa en Turquía y su familia quedó devastada. Buscaron por todos lados pensando que podrían encontrarlo, pero no habían señales de Leo. Se dieron por vencido, hasta hace una semana, cuando ocurrió un verdadero milagro.

El hijo del dueño de Leo, Sertaç Araç, se encontraba en un pueblo a 96 kilómetros de la casa de su papá. Afuera de un café, se percató de la presencia de un perro callejero que se parecía mucho a Leo. Por su apariencia, parecía que llevaba un buen tiempo viviendo en la calle.

Sertaç Araç

«Le tomé una foto y se la envié a mis papás», dijo Araç a The Dodo. Aunque parecía poco probable que fuese su perro debido a la enorme distancia que habría recorrido, pensó que no perdía nada con preguntar.

Sertaç Araç

Sus papás decidieron conducir hasta el pueblo para ver al perro en persona y estar 100% seguros de que no era él. La sorpresa fue demasiada cuando llamaron su nombre y Leo lo reconoció de inmediato. Era su familia, y por fin los había encontrado.

«Cuando Leo nos vio, estaba muy, muy feliz», dijo Araç. Y Leo por fin iría de regreso a casa rodeado por su querida familia.

Sertaç Araç
Sertaç Araç

Sin duda que el caso de Leo es inusual, pero entrega esperanza a todos aquellos que continúan en la búsqueda de sus queridas mascotas. «Estamos tan felices de que Leo esté en casa», dijo Araç quien además mencionó que los otros dos perros de la familia también desaparecieron y estarán «atentos ante cualquier noticia».

Puede interesarte