Su familia asegura que ‘Tucker’ siempre está cuidando a sus seres queridos, incluso a su cordero de peluche, a quien no lo saca los ojos de encima y hasta lo alimenta.

Si hablamos de fidelidad, amor y buenos instintos, este adorable perro encabezaría la lista porque realmente ha logrado usarlos para proteger a sus seres queridos de todo mal, incluso a aquellos que ni si quiera tienen vida porque se tratan de juguetes.

Tucker es el nombre del can que tiene una esta gran cualidad desde cachorro, según su familia, donde siempre suele preocuparse de mantener a salvo a las personas… o cosas que quiere. 

Katelyn Buckley

Katelyn Buckley es la dueña de este dulce perro, quien como te contábamos, no solo es protector con sus dueños sino que también gasta mucha energía en cuidar a sus juguetes, sobre todo si se trata de su cordero favorito; un peluche esponjoso. 

Sagradamente, Tucker se dirige a recoger a su cordero de peluche y lo deposita directamente en su plato de comida para asegurarse que él también se alimenta de manera correcta todos los días.

Katelyn Buckley

Si bien, Katelyn asegura que ha tenido una infinidad de juguetes a lo largo de su vida, realmente ha hecho una conexión especial con este peluche de cordero, que ahora es tratado como un tesoro.

Aunque Tucker ama y juega con todos sus juguetes, el cordero es el único que le toca comer según contó su dueña a The Dodo: “Siempre lo lleva en la boca y se queja de la emoción con el en la boca. Lo lleva a la cama con él y comparte su comida”. 

Tik Tok Katelyn Buckley

Katelyn añadió: “Él toma su juguete y coloca suavemente su cara en el tazón y lo vuelca y esparce la comida”. Es una escena muy dulce y que ya cuenta con muchas reproducciones tras subirlo a su cuenta de Tik Tok.

Además su dueña dijo que, a pesar de que “es el bebé más grande cuando se trata de insectos volando sobre él, truenos o ruidos fuertes. Nos protege mucho, especialmente si no reconoce a alguien que se nos acerca”.

Realmente ese es un espíritu protector y muy solidario.

Puede interesarte