Por Luis Aranguren
18 agosto, 2020

Quienes no lo conocen, se sorprenden. El resto de las personas se acerca siempre a darle el cariño requerido.

Algunos podrían decir que los perros no son muy inteligentes, pero están equivocados porque saben lo que quieren y encuentran la manera de obtenerlo. Un ejemplo de esto es este particular perrito, el cual usa un hoyo poco común para encontrar la caricia de los extraños.

Courtney Poole y su esposo Evan tienen un buzón integrado en su porche para no tener que preocuparse por perder el correo.

The Dodo / Courtney Poole

Pero para su perro de tan solo 1 año de edad llamado Rigby, es una ventana de oportunidades para saludar a desconocidos. Le basta solo con escuchar un ruido fuera para salir corriendo y meter la cabeza en aquel lugar.

Desde que era tan solo un cachorro, ha aprovechado para meterse ahí algo que los carteros saben apreciar, pues al abrir el buzón se encuentran a esta ternura.

Ahora que es un adulto su cuerpo no cabe como antes, lo que sí cabe muy bien es su cabeza y no teme en abrir la escotilla para echar un vistazo. Si bien hay personas que suelen asustarse, al rato de conocer su personalidad no se molestan pues ven lo amable que puede llegar a ser.

Al comienzo cuentan sus cuidadores que el cartero estuvo un poco tenso, no sabía cómo reaccionar al encontrar un perro dispuesto a recibir el correo.

The Dodo / Courtney Poole

Pero conforme pasó el tiempo se hicieron amigos, no tiene ningún problema con que asome su rostro y solo le pide que se mueva para atrás para dejar las cartas. De resto parecen llevarse muy bien, como con el resto de las personas que se acercan a saludar según sus dueños a The Dodo.

“Normalmente, Rigby solo está en el porche cuando nosotros estamos, que es un par de veces al día, por lo que sólo sorprende al cartero una vez. Al verlo, el cartero estaba comprensiblemente receloso y Evan tuvo que moverlo y retroceder para que nuestro correo fuera entregado. En realidad, estaba bastante tenso por un segundo “.

-Courtney Poole

En su vecindario lo describen como un perro dulce y cariñoso, básicamente desea hacerse amigo de cualquier animal o ser humano que transita frente a su hogar. El típico perro al que siempre queremos hacerle caricias al pasar por un lugar en específico.

The Dodo / Courtney Poole

Esperemos que siga siendo muy querido por todos los transeúntes, sin duda siempre será divertido ver de ese buzón una cabeza salir a saludar.

Puede interesarte