Por Daniela Morano
24 mayo, 2019

Desde que su dueña lo rescató de un refugio que la actividad favorita de Chippers es recoger botellas.

Chipper es un pero de 8 años que fue rescatado por su dueña, Katie Pollak, varios años atrás. Viven en Arizona, lejos de la ciudad, dedicando sus días a ayudar a salvar el planeta una botella plástica a la vez. Pollak y Chipper tienen clara su misión, por lo que cada vez que andan cerca del río en Mesa, Arizona, recogen la basura que encuentran para botar y reciclar lo correspondiente.

La mujer de 31 años dijo que se dio cuenta que su perrito sentía pasión por el plástico cuando lo adoptó el 2011. «Recogía todas las botellas plásticas que encontraba, así que empecé a premiarlo cada vez que encontraba una. Eso me motivó a mí a hacer lo mismo. Empecé a salir más seguido y a recoger basura, así que somos un equipo».

Katie Pollak

A la pareja le encanta salir a caminar, el paddleboard y pasear lo más posible por el área. Incluso tienen un instagram dedicado a sus aventuras, con más de 31 mil seguidores.

«Chippers es una inspiración. Atendemos reuniones grupales para salir a limpiar y cuando la gente lo ve lo reconocen. Así que también mucha gente va a esas reuniones para conocerlo y ver de qué se trata lo que hace», contó Pollak a Today.

Katie Pollak

Entre botellas, ropa y latas de bebidas y cerveza, los dos han hecho una gran diferencia recolectando basura en el área, lo que ha mejorado la calidad de vida de quienes allí viven.

Siempre pasean con bolsas, listos para recolectar lo que sea que se cruce en su camino. «Es muy triste, pero amamos este lugar y hacemos lo que podemos por mantenerlo».

Katie Pollak

En ocasiones incluso otros perros se han unido a ellos para recolectar, así que es ya toda una empresa.

Puede interesarte