Por Daniela Morano
27 septiembre, 2017

¡Son adorables!

Tras la catástrofe nuclear en la planta de Chernobyl en 1986, en lo que ahora es Ucrania, muchas personas se vieron obligadas a evacuar el área y dejaron a sus mascotas atrás, como suele suceder en casos urgentes como estos. Muchos piensan que podrán regresar en unos días, pero no fue el caso de estas personas. Afortunadamente, muchos animales, sobre todo perros, lograron sobrevivir pero quedaron a su suerte.

Cientos de perros viven en la zona  y muchos han tenido cachorros. En Puppies of Chernobyl, un documental realizado por Drew Scalon, el cineasta muestra la zona junto con los adorables cachorros, los cuales viven restringidos de los seres humanos.

Trabajadores de la planta, turistas, y otros, tiene permiso para acercarse a la zona pero siempre bajo control del gobierno. Pero cientos de personas, muchos ancianos que vivieron ahí hace años, han regresado en contra de las órdenes del gobierno.

Scalon afirma en el video que los oficiales que resguardan el lugar le prohibieron acariciar a los perros, ya que posiblemente estén infectados.

Además de ser radiactivos, los perros apenas tienen agua y alimento, además de que varios depredadores se han ido acercando al área, aseguró el HuffingtonPost.

Fue por este motivo que decidió buscar ayuda.

Ahora la fundación Clean Future, una organización sin fines de lucro destinada a ayudar a comunidades afectadas por desastres industriales, ha incentivado un plan de 5 años para comenzar a castrar y esterilizarlos.

 

Puede interesarte