Por Daniela Morano
25 julio, 2018

Que sean devueltos al mar no significa que sobrevivan.

Ya no es ninguna sorpresa que las personas traspasen límites cuando se trata de tomarse la «mejor» selfie o video. Ponen sus vidas en riesgo como si nada, subiéndose a altos edificios sin seguridad alguna o lanzándose a las vías de un tren para grabar el momento en que alcanzan a escapar -si es que alcanzan-. Entonces si de la vida de otros se trata no es para sorprenderse que mucho menos les importe.

La víctima esta vez fue un indefenso tiburón, quien se encontraba viviendo tranquilamente, nadando en mar abierto, cuando un grupo de personas en Fire Island, Nueva York, decidieron que su vida no valía nada.

Facebook Fire Island New York

Un hombre lo pescó justo y lo sacó del agua para mostrarlo y para que varios turistas presentes se tomaran selfies junto al ejemplar. 

De acuerdo a The Dodo, aunque el animal haya sido regresado al mar, es ilegal sacar de su hábitat natural a especies protegidas pues puede significar quitarle la vida al animal.

Facebook Nora Jacqueline

«Este tiburón no debería haber sido sacado del agua de esa forma», dijo George Burgess, director del Programa de Investigación de Tiburones del Museo de Florida. «No hay duda de que hacía mucho calor cuando esta foto fue tomada, y una vez fuera del agua, ellos no pueden respirar».

Además del riesgo de sofocarse, ser sacado del agua puede causar lesiones internas. Que haya regresado al mar no significa que haya sobrevivido.

Shutterstocl

«Los tiburones no está hechos para vivir en el tipo de gravedad que hay en la tierra. La incapacidad de flotar empuja sus órganos hacia abajo y eso causa daños en el tejido que sostiene sus órganos. Eso puede significar su muerte».

Lamentablemente, incluso algunas escuelas utilizan a estas especies para estudiarlas pero no con fines de investigación. En el caso de que un pescador accidentalmente capture uno, este debe ser soltado de inmediato, de acuerdo a la ley.

Puede interesarte