Por Cristofer García
23 febrero, 2021

“Mi casa ha estado llena de gente que quiere ver al tiburón. Mucha gente quiere comprarlo, pero yo lo conservaré. Creo que me traerá buena suerte”, contó Abdullah Nuren.

En la naturaleza se pueden encontrar cualquier tipo de animales extraños, porque parece ser que el mundo salvaje sigue sin ser explorado en su totalidad por los humanos. El misterio es más grande cuando se trata de especies marinas, las cuales conocemos en una medida menor.

Por eso, no debería ser de mayor sorpresa encontrar un ejemplar de tiburón mutante como el que consiguieron recientemente en Indonesia. Se trata de una criatura de enormes ojos desproporcionados al tamaño de su cuerpo, casi como los de una caricatura, con una boca totalmente abierta, como en expresión de estar sorprendido.

Abdullah Nuren

Según reseñó Daily Mail, es un ejemplar mutante de un bebé tiburón, el cual fue capturado por Abdullah Nuren, un pescador de 48 años quien hizo el descubrimiento durante una de sus jornadas en las costas de Rote Ndao, en la provincia de Nusa Tenggara, una de las islas de esta nación asiática.

Lo más sorprendente de este animal es que parece tener rasgos humanos, al mostrar su rostro impresionado. Lo único que le faltaba era tener nariz y hablar, para terminar de convencer a todos que era una persona. Incluso, muchos usuarios en redes sociales llegaron a comparar a este bebé mutante con la conocida caricatura infantil Baby shark.

Abdullah Nuren
Baby shark

Esto ocurrió cuando el pescador capturó a la madre tiburón y al abrir su estómago encontró al bebé mutante, junto a otras dos crías. Sin embargo, era solo este el que resaltaba con tales facciones.

“Inicialmente encontré una madre tiburón atrapada en la red de arrastre. Al día siguiente le partí el vientre a la madre tiburón y encontré tres crías en el estómago. Dos eran como la madre y esta parecía tener rostro humano“,  comentó Nuren.

Abdullah Nuren

Desde entonces, resguardó al raro tiburón en su hogar mientras la noticia ha causado revuelo en la población, que piden ver al animal e incluso han intentado comprárselo.

“Mi casa ha estado llena de gente que quiere ver al tiburón. Mucha gente quiere comprarlo, pero yo lo conservaré. Creo que me traerá buena suerte“, dijo el pescador.

Puede interesarte