Por Constanza Suárez
10 diciembre, 2018

“Soltar perros es mejor que soltar palomas” dijo la novia. Esta es la propuesta perfecta.

La periodista Laura Stampler, de 30 años, de Nueva York no sospechaba que su novio, Maurice Goldstein, planeaba proponerle matrimonio en su viaje a Los Ángeles para el Día de Acción de Gracias, tras cuatro años de relación.

Instagram/lastamp/

Laura admitió al portal Daily Mail que se había estado preparando para la posibilidad de una propuesta, pero no sabía exactamente cuándo sucedería. Ni menos la forma en que se llevó a cabo.

Cuando vio el suelo del parque Runyon Canyon en la colina de Hollywood lleno de pétalos de rosas esparcidos, comenzaba a soltar sus primeras lágrimas. De fondo, sonaba la canción de la película La Sirenita, Kiss The Girl. Pero no sospechaba lo que vendría.

Instagram/lastamp/

La verdadera sorpresa ocurrió después de que Laura dijo que sí, porque 16 perros comenzaron a correr y saltar en el lugar, para dirigirse directamente hacia la feliz pareja. “De repente, estos perros salen porque liberar perros es mucho mejor que liberar palomas”, dijo Laura.

Los perritos son de Tony Vercillo, un amigo de la familia de Maurice, que maneja un grupo de perros de terapia llamados Pack of Hearts.

Instagram/lastamp/

Tanto Laura como Maurice crecieron con perros, por lo que la adición de los animales en su propuesta hizo que el momento fuera aún más especial.

La pasión de Laura por los perros es tan profunda que incluso recientemente escribió un libro para adultos jóvenes titulado Little Black Dress, Little White Lies, que cuenta con un paseador de perros en la historia.

Instagram/lastamp/


La propuesta completa fue capturada en un video por el amigo de Maurice, Liel Shemtov, para que la pareja pudiera compartir el momento con sus seres queridos. Para las fotos, Maurice reclutó a la mejor amiga de Laura, Rebecca Yale, quien posee su propio negocio de fotografía.

Mira el video:

La pareja espera casarse durante el otoño de 2019 en Los Ángeles, ya que es donde residen ambas familias. Laura también quiere asegurarse de que sus abuelas puedan asistir.

Puede interesarte