Por Cristofer García
30 julio, 2020

Esto ocurrió en el zoológico de Newquay, donde desde 2014 se implementan terapias semanales para mantener entretenidas a estas aves. Ellas aman las burbujas.

La máquinas de burbujas son diversión pura para los más pequeños, pero es sorprendente quienes se pueden llegar a divertir con estos juegos. Y es que, como rara vez pueden ser vistos, los pingüinos de un zoológico en Inglaterra protagonizaron una tierna escena, cuando jugaron alegremente con estas burbujas.

Se trata del zoológico de Newquay en el Parque de Ocio Trenance, en Newquay, donde recientemente la compañía de regalos Little Surprises donó una de estas máquinas. No hubo mejor lugar que llevarla hasta donde están los pingüinos.

Zoológico de Newquay

Esta era una estrategia para mantener a estas aves entretenidas, físicamente y mentalmente, para que disfruten más de sus días y así se mantengan ocupadas. Con su nuevo regalo parecen haber quedado encantados estos pingüinos, debido a que se les vio caminando detrás de las burbujas cuando salían en ráfaga desde la máquina.

https://www.instagram.com/p/CCVpdtOn8x6/?utm_source=ig_web_copy_link

Sin embargo, no es nada nuevo para este zoológico, que ya en 2014 había hecho el experimento de las burbujas con los pingüinos, el cual en ese momento fue un rotundo éxito.

«Los pingüinos del zoológico de Newquay se volvieron locos con una nueva máquina de burbujas, introducida por los cuidadores como parte de un programa continuo para mantener a las aves estimuladas mental y físicamente», informó en ese momento el parque.

Zoológico de Newquay

«El experimento de la burbuja resultó tan exitoso que el zoológico ahora ha decidido introducir sesiones de burbujas dos veces al mes para el entretenimiento de sus animales y visitantes», agregó.

Zoológico de Newquay

Mientras, el gerente de Colecciones de Animales, John Meek, afirmó en ese momento que este experimento, que luego quedó instalado en al rutina de estas aves, fue también provechoso para atraer a visitantes.

Zoológico de Newquay

«Fue divertido ver a los pingüinos caminando y nadando frenéticamente detrás de las burbujas, tratando de atraparlos. También fue muy entretenido para los visitantes, pero lo más importante fue que funcionó bien como una herramienta de enriquecimiento que es una parte vital de nuestro programa de bienestar animal», indicó el encargado.

Puede interesarte