Por Luis Lizama
15 julio, 2021

El ave lo picotea en la espalda y después en las orejas, mientras el perro se revuelca de diversión e intenta alcanzarlo con su hocico. A pesar de lo que crean muchos, el peludo no tiene un ápice de maldad, pero debe luchar contra el estigma de ser un pitbull.

Las relaciones de amistad no distinguen géneros, clases sociales y ni siquiera especies. Ejemplos de aquello hay por montón y, aunque la amistad sea un rasgo exclusivo del ser humano (tal y como lo conocemos), no cabe dudas que entre animales pueden congeniar muy bien.

Este perrito de raza pitbull y su amigo plumífero lo confirman con creces. Jugaron a las mordidas y picotazos, como si no hubiese diferencia alguna entre ambos.

El canino se encontró con el pato en el parque y se hicieron grandes amigos. 

Redes sociales

Según reportan medios locales, la dueña del perrito lo dejó tomar un descanso en el pasto, luego de dar un exhaustivo paseo. De un momento a otro se acercó el pato, con buenas energías y ganas de divertirse.

Y como los perros son realmente fanáticos de jugar, el pitbull no pudo resistirse.

Parecían amigos de años, que se habían reencontrado tras largo tiempo. Jugaron a las mordidas y picotazos, obviamente sin hacerse daño, mientras disfrutaban de una rica tarde de parque.

Redes sociales

El video fue publicado en redes sociales y se volvió rápidamente viral. Nadie puede resistirse a tanta ternura.

El pato no estaba de paseo, ya que según medios locales, vive en el parque junto a otras aves, como es costumbre en las áreas verdes con agua.

Ambos lo pasaron tan bien, que la dueña del perro no quiso interrumpirlos y los dejó jugar por un buen rato. Acá te mostramos el tierno registro:

De fondo se escuchan gallos cantar y perritos pasar cerca, pero todo en un ambiente de amistad.

Muchos creen que los pitbull son perros agresivos y peligrosos, solamente por pertenecer a la raza, pero se equivocan. Lamentablemente el ser humano les ha hecho daño, con estigmas y maltrato, debiendo luchar con esos prejuicios constantemente. Muchos les temen.

Las imágenes obtuvieron más de un millón de reproducciones y muchísimos comentarios. Son dos ternuras con patas, imposible no amarlos.

Puede interesarte