Por Luis Aranguren
7 octubre, 2021

Una familia hizo todos los trámites para adoptar al can, luego decidieron que no a última hora, justo cuando estaban por llevarlo.

Para las fundaciones animalistas es importante poder encontrarle hogar a los perros que rescatan, de este modo pueden garantizarles la felicidad y tienen más espacio para salvar a otros. Vivir en las calles no ha de ser algo fácil, por lo que intentan garantizarles su salud.

Lamentablemente hay personas que no lo entienden y peor aún, juegan con eso, haciéndole creer a las personas encargadas de ellos que los adoptarán.

Facebook / Melody Patitas

Esto lo vivió Eugenio, un perrito que iba a ser adoptado y a último momento, quienes se suponen que le darían un hogar, dijeron que no podían. Durante 10 días estuvo la familia en contacto con la asociación Melody Patitas de Tampico, México, asegurando que lo llevarían a casa.

Todo para dejar mal a las personas, aún cuando el viaje fue muy largo y la excusa algo tonta. Al parecer, la madre de la joven no quería tener el perro en casa. Pero quien estaba encargado de entregar al perro, aseguró que todos debían estar de acuerdo y días atrás le habían confirmado la adopción.

Facebook / Melody Patitas

“El 26 de septiembre hicimos una mini campaña de adopción, ese día llevamos a Eugenio para buscarle un buen hogar, nos contactó una señora de nombre Alondra “N”, que según tenia la intención de adoptarlo, la citamos en el albergue, la atendimos… nos proporcionó su domicilio y fuimos a ubicarlo, ese día fue 1 hora de tiempo de ida y vuelta más la gasolina”.

–Ayudante de Melody Patitas a través de Facebook

Lo cierto es que el pobre Eugenio se quedó sin hogar. El día de su entrega, lo habían bañado y arreglado muy bien para que llegara a su nuevo hogar como un rey. No esperaban que le hicieran ese feo desplante, sobre todo cuando se trata de un tierno animalito que necesita el amor de los seres humanos.

Facebook / Melody Patitas

Ante esta situación, la sociedad protectora de animales ha pedido a las personas que tomen en serio el tema de la adopción.

Y es que es mucho el trabajo que ellos tienen cuando sacan a un can de la calle, también cuando lo van a entregar y no reciben ayudas del gobierno. Es algo que se hace desde el corazón y que a largo plazo, ayuda a tener calles más bonitas, libres de canes descuidados.

Facebook / Melody Patitas

Esperemos que nadie más sea como Alondra y tengan consciencia sobre adoptar a un perro, ellos no son un lujo, cuando llegan a casa se convierten en familia.

Puede interesarte