Por Constanza Suárez
17 enero, 2019

Martina Baker es alérgica a “casi todo”, incluido el calor, los productos de limpieza, los perfumes y los aceites de cocina. Su mascota está ahí para evitar que se exponga.

Martina Baker tiene que permanecer en el interior en su habitación sin ventanas por síndrome de activación de mastocitos que la aqueja. La joven de 15 años es alérgica a “casi todo”, incluido el calor, los productos de limpieza, los perfumes y los aceites de cocina, incluso una bocanada de aire podría enviarla a un shock anafiláctico.

Debe usar una máscara al aire libre y tuvo que dejar de ir a la escuela por su condición, lo que le ha hecho perder varios amigos.

Aunque es triste, en medio de esta situación se dio cuenta que tenia un compañero y amigo más leal que cualquiera: su perro Caiomhe, que la alerta ante posibles peligros a los que puede exponerse.

Loretta Leighton

Después de dos años y medio de desdicha por ir al hospital tres veces por semana, Martina puede ver una película en el cine nuevamente, a salvo con su perro a su lado. “Caiomhe ha cambiado mi vida. Me siento mucho más segura con ella alrededor. Soy capaz de tener una vida social otra vez”, dijo al Daily Mail Martina.

Caiomhe siempre está para proteger a su dueña, quien considera su mejor amigo. «Me hace sentir menos sola, incluso me controla en medio de la noche», agregó.

La madre de Martina entrenó al perro para que pudiera identificar una larga lista de olores. «La nariz de un perro es aproximadamente cien mil veces mejor que una nariz humana y casi todos los procesos bioquímicos en nuestros cuerpos están indicados con un cambio en el olor», dijo la madre, quien dirige su propio negocio de perros de servicio llamado Access to Service Corp.

Loretta Leighton

“Caiomhe ahora puede olfatear cuando Martina está teniendo una reacción antes de que Martina se dé cuenta, porque puede oler la liberación de histamina de su cuerpo”, contó.

Hasta hace dos años y medio, Martina era una niña completamente sana. Pero de repente se sintió abrumada por un montón de síntomas desconcertantes, que ni siquiera los médicos podían descifrar.

Loretta Leighton

Martina a menudo usa una máscara cuando sale y la familia todavía tiene que tener mucho cuidado en su propia casa.

Puede interesarte