Por Luis Aranguren
27 julio, 2020

«No era un compañero más, era un amigo leal», le escribieron sus queridos oficiales. Binomio descansó en una cama de flores. Y más allá, entre las nubes.

Los perros policías suelen ser miembros importantes en estos cuerpos encargados de cuidar y proteger a los ciudadanos. Sus habilidades son utilizadas para detectar estupefacientes e inclusive para encontrar a personas que hayan podido desaparecer.

Pero no solo son «útiles», también son compañeros, a los que sus cuidadores les toman aprecio y cariño por todo el tiempo que pasan juntos.

Por eso cuando se van, duele mucho para ellos, como si se tratara de un humano más que cayó durante el cumplimiento de sus servicios. España tiene miembros caninos que trabajan a la par, pero lamentablemente en la Policía de Girona uno de ellos abandonó este plano terrenal.

Se trata de Binomio, un pastor alemán que lamentablemente falleció, y sus compañeros de servicio decidieron despedirlo de la mejor manera.

Rodeado de hermosas flores blancas, acompañados de su uniforme y con sus juguetes, tuvo un hermoso funeral con el que otros policías pudieron darle un último adiós. Algo bastante emotivo, que fue publicado en Twitter a través de @FuerzasDelOrden.

Muchas personas reaccionaron ante la bella escena, es lindo ver que valoran a cada uno de sus miembros sin importar la especie.

Muchos no se dan cuenta pero las actividades de todas las unidades K9 tienen una gran influencia en la seguridad de todos. Gracias a ellos se han podido detener muchas cargas de estupefacientes, que de no ser vistas, terminarían en las calles contaminando a los ciudadanos.

Además actúan en misiones de rescates y defensa, al ser tan ágiles pueden cuidar a sus compañeros humanos del peligro inclusive antes de que el policía intuya que algo pasa. Binomio será bastante recordado por sus compañeros y no habrá sustituto para su labor.

Twitter / Fuerzas del Orden

Somos afortunados de que existan mascotas así, dispuestas a dar su vida por cumplir con un servicio de salvamento y protección.

Este perrito merece todos los honores, no sabemos qué récord policial tenga pero el hecho de ser entrenado y tener que arriesgar su vida en algunas ocasiones es suficiente. Podría haber estado en un hogar tranquilo, comiendo y recibiendo cariño, pero hizo más.

Gracias Binomio, por cumplir con una importante misión en tu vida de perro policía y hacerlo hasta el final de tus días, sin duda has cambiado algo y serás inspiración para muchos entrenadores.

Sabrán que su trabajo es importante y enseñarán a grandes perros como él, para que sean la próxima generación de policías de 4 patas.

Una labor que no eligen, pero que hacen con diligencia y amor.

Puede interesarte