Por Cristofer García
28 julio, 2020

El oficial John Kuligowski, de la policía del municipio de Washington, Nueva Jersey, no dudó en tomar un kayak y lanzarse al agua. Lo trajo sano a la orilla.

Los perros, debido a su característica forma de ser juguetona, suelen meterse en problemas o perderse, al alejarse de su familia. Afortunadamente, aparecen personas en su camino para tenderles una mano amiga, tal como sucedió con este peludo.

Cuando oficiales del departamento del municipio de Washington, Nueva Jersey, al noreste de Estados Unidos, recibieron la llamada de que un perro extraviado había caído en un fangoso estanque, con el agua hasta el cuello, sin poder salir. No dudaron en ir al sitio para rescatarlo.

Departamento del municipio de Washington

«Akela, un boxeador-mastín gris se había perdido y estaba atrapado hasta el cuello profundo en las asquerosas aguas de un estanque local. El oficial John Kuligowski encontró un kayak cercano y con la ayuda del jefe Thomas Cicerelle y el oficial Dallas Overko, pudieron rescatar a Akela y llevarla a salvo a la orilla», explicó este cuerpo policial en su cuenta en la red social Facebook.

Departamento del municipio de Washington

Tal como se pudo apreciar en los videos los publicados por el departamento, el uniformado llegó hasta donde se encontraba el perro, luchando por respirar, y con esfuerzo logró sacarlo del agua. Solo necesitó su kayak para abrirse paso entre el agua verde.

Departamento del municipio de Washington
Departamento del municipio de Washington

«Akela estaba de buen humor después de su experiencia e incluso posó para algunas fotos rápidas antes de ser entregada al área de Soluciones de Control Animal. Los dueños de Akela todavía no han sido localizados. Fue rescatada en el área de Brass Castle Rd y Jonestown Rd», detallaron los oficiales.

Departamento del municipio de Washington

Además, para encontrar con mayor prontitud a la familia del perro, pusieron a disposición los contactos de Soluciones de Control Animal, para comunicarse ahí en caso de encontrar a sus dueños. El animal debe estar tan preocupado como lo están sus seres queridos, que no han sabido de él. Afortunadamente, su estado es bueno.

Puede interesarte