Por Lucas Rodríguez
21 julio, 2020

“¡Creí estar viendo El Rey León!”, dijeron los dueños del can cuando notaron al oficial desafiando las llamas, cargando con la querida mascota de la familia en sus brazos.

Pocas situaciones se nos antojan como más catastróficas, que tener que hacer frente a un incendio en nuestra propia casa. Por mucho que tengamos medios de prevenirlo, como revisar el cableado eléctrico, poner alarmas en los lugares más vulnerables o enseñarnos a no prender llamas en lugares que podrían ser riesgosos, las llamas siempre pueden dispararse, por muy cuidadosos que seamos. 

Fox News 6

No solo es una cosa de que el fuego se lleve todas nuestras pertenencias, incluyendo las que necesitamos para hacer nuestro trabajo o alimentarnos, así como a las que hemos asociado valor sentimental, sino que es la mera idea de que uno de nuestros seres queridos pueda encontrarse en una situación de peligro. Y cuando decimos nuestros seres queridos, por supuesto que también incluíamos a nuestras queridas mascotas.

Fox News 6

El lado malo de tener perros a los que les hemos enseñando a esperar la comida y pasar la tarde durmiendo al sol, es que sus instintos de supervivencia y lucha pueden quedarse tan dormidos, que cuando ocurra una emergencia, no sabrán bien cómo reaccionar.

Fox News 6

Esa fue la realidad con la que se encontró una familia de Racine, Caledonia, en Wisconsin, como contó Fox News 6. De un momento a otro, se encontraron huyendo de un hogar donde todo estaba subiendo de temperatura y convirtiéndose en ceniza. Luego que se hubieran puesto a salvo, notaron que su querido perro aun seguía adentro. 

Fox News 6

El terror había llevado a Fido, quien además ya era un cachorro anciano, a buscar refugio bajo una cama, literalmente uno de los peores lugares donde situarse en una catástrofe como esa. La familia tuvo la suerte de que el policía que llegó a socorrerlos, no era de los que se detienen a hacer preguntas y dudar sobre qué acción tomar. 

Fox News 6

El oficial Radke simplemente echó abajo una puerta, corrió dentro de la casa hacia donde le dieron que estaba el perro y lo encontró. Sin darle tiempo ni preguntarle su opinión, lo tomó en brazos y salió de ese lugar. Las llamas se estaban volviendo insoportables, por lo que fue una difícil carrera con la mascota en brazos, pero logró dar con el aire fresco del exterior. 

La familia no podía creer lo que estaban viendo: “¡Fue como una escena de El Rey León!”. Los bomberos llegaron un par de minutos después, evitando que las llamas acabaran con el resto de la casa. Para sus dueños, fue algo terrible, pero si no fuera por la valentía del oficial Radke, habría sido muchísimo peor. 

 

 

Puede interesarte