Por Antonio Rosselot
8 septiembre, 2021

Killer estaba amarrado con una cadena a dicho poste en una playa de Massachusetts (EE.UU) y, si el policía no lo rescataba, el nivel del agua habría subido lo suficiente como para ahogarlo. El dueño del perro fue encontrado y ahora enfrenta cargos por maltrato animal.

Un segundo evento de maltrato animal en el estado de Massachusetts (EE.UU) nos llega en menos de tres días. Si antes ya hablamos del “genio” que se lanzó arriba de un tiburón peregrino en altamar, ahora les contaremos sobre un perrito que fue abandonado en uno de los lugares más crueles posibles, y con un objetivo muy claro.

A eso de las 12:15 del pasado 29 de agosto, un policía estatal recibió un llamado sobre el abandono de un perro en la playa Short Beach. Cuando llegó, vio con espanto que el animal había sido amarrado a un poste en la orilla de la playa y no podía zafarse.

De acuerdo al reporte del oficial, este perro —un pitbull mestizo llamado Killer— tenía “una larga cadena de metal alrededor de su cuello con una roca pesada atada a ella, la que prevenía que el animal escapara”.

FB: Massachusetts State Police

Además, el perrito estaba amarrado en un sector estratégico de la playa: justo donde empalma la bajada de concreto con la arena. No es necesario tener dos dedos de frente para darse cuenta de que la persona que lo dejó allí quería que se ahogara con la subida de la marea.

“En ciertos momentos del día, esta porción de la playa está completamente sumergida y la marea puede aumentar hasta el nivel de la calle, pasado el punto en que el perro estaba encadenado. Estaba en riesgo de ahogarse en un par de horas si no lo encontraban”.

—Policía Estatal de Massachusetts en Facebook

Después de rescatar al animal e investigar un par de días, la policía logró identificar al culpable del abandono: un hombre de 27 años llamado Elías Pacheco-Osario. Cuando lo interrogaron, confesó que había botado al perrito porque “decidió que no podía seguir cuidándolo”. Dicho esto, fue acusado por el delito de maltrato animal, pagó fianza y ahora está a la espera de su citación a la corte.

FB: Massachusetts State Police

Killer, en tanto, fue llevado a un albergue animal de la zona donde lo están cuidando y buscándole un nuevo hogar. Y claro, eso es lo que el hombre debió haber hecho desde un principio en vez de dejarlo a su suerte…

Puede interesarte