Por Lucas Rodríguez
17 mayo, 2019

El pequeño perrito vivía abandonado en una bodega. Todos se habían olvidado de él y su gravísima herida.

Por mucho trabajo que hagan los grupos animalistas, el negocio de la carne de perro en china sigue siendo una práctica extendida y normalizada. Cada vez más chinos se están oponiendo a esto, pero aun así sigue sin ser suficiente: los perros son tratados como un recurso en ese país, por lo que se les tiene en jaulas esperando el momento en que serán procesados.

Algo así era el destino inicial de un pequeño poodle toy, pero que luego fue abandonado. Desgraciadamente, no fue lanzado a la calle, sino que a una bodega oscura, donde nadie se acordó de él. 

PA Real Life

El detalle más triste de esta noticia, es quizás también el que explique gran parte de la situación. Al momento de ser encontrado, el poodle sufría de una herida abierta en el centro de su columna. La infección ya había avanzado bastante, lo que evidenciaba que la herida no solo no era reciente, sino que además el mismo perro la había aumentando usando sus dientes, en un intento desesperado porque le dejara de doler. 

PA Real Life

Aunque parezca increíble, la persona que salvó a este poodle de una muerte segura, no fue una autoridad ni alguien dedicado a estas tareas, sino que una ciudadana británica que se encontraba de vacaciones, como contó con orgullo el también británico Daily Mail

PA Real Life

Sharon Warnock tuvo que pagar una enorme fianza (600 libras esterlinas, o unos 760 dólares, más o menos) para poder llevarse consigo al perro hacia su hogar en Irlanda del Norte. Allí lo cuidó y rehabilitó. Henry, como lo bautizó, había perdido su cola y no podía caminar, pero con la ayuda de su nueva madre adoptiva, de a poco fue mejorando. 

PA Real Life

Con la ayuda de unas rueditas para perros que reemplazan sus patas traseras, Henry puede disfrutar de paseos por la playa y juegos con los otros perros de Sharon, por las costas de la isla esmeralda.

 

Puede interesarte