Por Camila Londoño
21 enero, 2016

¡Tendrán que ponerse en forma!

Son flacas, ágiles y se alimentan de saludables nueces. Pero entonces, ¿por qué están tan gordas? Esto es lo que está pasando. El invierno en muchos lugares del mundo ha sido tan agradable (más cálido de lo normal) que muchas ardillas en Europa y Estados Unidos están disfrutando al máximo. Los árboles siguen llenos de nueces y semillas, así que ellas se han encargado de aprovecharlas al 100%. El asunto es que las ardillas no hibernan, pero sí acumulan comida; para sobrevivir al duro invierno se llenan en exceso y así guardan reservas de grasa hasta fin de año. Este proceso puede significar que una cuarta parte del cuerpo de las ardillas sea grasa. Así que si hay exceso de comida, este es el resultado:

Un experto en vida salvaje de la BBC llamado Iolo Williams explicó que esas grandes cantidades de comida, han hecho que las ardillas tengan capas de grasa extra gruesas.

Pero la gordura no se debe sólo a eso. El pelaje que les nace en el invierno para el frío también hace que se vean un poco “rellenitas”.

Esto es lo que se está comentando de las ardillas en las redes…

1. La ardilla más gorda que he visto en mi vida se acaba de robar un aguacate de nuestra basura:


2. Quiero que todos se tomen un momento del día para admirar lo gorda que está esta ardilla:


3. Cuando crezca, espero ser tan grande y feliz como esta ardilla gorda que ignora completamente la hibernación: 


4. Espejito espejito, ¿realmente luzco así?, ¿como una ardilla gorda?:


5. Esta gloriosa ardilla gorda se me acercó bastante e hizo esta pose lol:

Del cambio climático, nadie se salva. 

Te puede interesar