Por Daniela Morano
12 julio, 2019

Números oficiales confirman que hace cuatro años quedaban tan sólo 15 ejemplares en África del este. Actualmente habrían 167.

Cuatro años atrás se reportó que, oficialmente, sólo quedaban 15 rinocerontes en el este de África como resultado de la caza ilegal. Desde entonces que se consideró a este animal en peligro, hasta hora. Según oficiales el número de rinocerontes incrementó a 167 ejemplares desde entonces, un hecho que ha llamado la atención de los especialistas.

Oficiales aseguran que el incremento es el resultado de un intenso trabajo del gobierno por terminar con la caza ilegal y la industria que lo rodea. La demanda por cuernos de rinocerontes y marfil de elefantes en países asiáticos como China y Vietnam ha sido parte de lo que afectado tanto a estas especies.

iStock

Según el medio Independent, el presidente John Magufuli de Tanzania -quien llegó al poder el 2015- habría tenido un rol fundamental en esto. Bajo su gobierno se arrestaron a en un par de meses a cuatro hombres de nacionalidad china en el borde de Malaui traficando más de 350 elefantes a Asia.

Y no sólo los rinocerontes están aumentando, también los elefantes.

«Como resultado del trabajo de fuerzas especiales que comenzó el 2016, la población de elefantes aumentó de 43,330 a 60 mil actualmente», dijeron desde el gobierno en un comunidad oficial.

iStock

Mark Jones, director de la fundación Born Free, dijo que aunque ambas poblaciones han aumentado hay que recordar que estos animales se reproducen con lentitud y lo más probable es que haya otros factores involucrados.

«Son muy buenas noticias pero hay que ver estas cifras con precaución hasta que haya pruebas concretas. Los rinocerontes maduran tardíamente, tienen largos periodos de gestación y no producen muchas crías. Ambas especies tardan biológicamente en reproducirse. Los elefantes son inteligentes, se trasladan de frontera en frontera para sentirse a salvo, así que puede que se hayan ido a otro lugar y por eso se han salvado», comentó.

iStock

Esperemos que el arresto de las personas dedicadas a la caza ilegal y el tráfico continúen siendo así de efectivas en el futuro.

Puede interesarte