Por Luis Aranguren
27 enero, 2020

Lamentablemente también se perdió la vida de un feto en el accidente. Ahora solo queda un pequeño caballo que intentará seguir adelante.

En ocasiones solemos menospreciar el sentimiento que sienten los animales por sus familiares, sin darnos cuentas que claramente sufren al perderlos. Un ejemplo de esa situación es este triste potro, quien perdió a su madre en un accidente de tráfico y se rehusó a apartarse de ella para protegerla.

Lamentablemente el accidente acabó con su vida, pero nos conmueve más el intento del pequeño por mantenerse junto a su progenitora.

El accidente ocurrió en una carretera de España,  cuando a mitad de la noche la yegua se atravesó en la vía y el conductor a pesar de frenar no pudo parar antes. Lamentablemente la yegua que pereció en el accidente estaba embarazada, por lo que el pequeño potro también perdió a un hermanito/a.

La Voz de Galicia

Fue necesario mucho tiempo y especialistas en tratar con animales para poder alejar al potro del cuerpo de su madre, se quería quedar ahí aunque podíamos intuir que sabía que la había perdido.

Sobre su lomo se quedó relinchando, pidiendo ayuda o tal vez pidiendo que se levantara junto a él para poder volver a su hogar. Su dueño vivía cerca de la autopista y aseguró que a pesar de tenerlos amarrados, pudieron escaparse lo que es bastante lamentable según La Voz de Galicia.

El conductor salió completamente ileso, aunque la misma suerte no tuvo su automóvil el cual quedó completamente destrozado.

La Voz de Galicia

Por el momento la policía no determinó si el conductor bebió alcohol o se mantenía conduciendo a alta velocidad, se les echa la culpa a los equinos por escaparse de su hacienda. Por otra parte se le recomendó al dueño de estos animales de granja tener más cuidado, estos accidentes no solo producen pérdidas monetarias sino también de vidas importantes.

 Esperemos que ese pequeño potro pueda encontrar consuelo por el accidente del que fue víctima su madre.

Puede interesarte