Por Daniela Morano
10 abril, 2019

Debido al cambio climático las morsas llegan a lugares demasiado altos a descansar, y cuando deben buscar comida no saben cómo bajar y simplemente se lanzan. Más de 300 perdieron la vida.

Es difícil pensar que aún existen personas que niegan el calentamiento global, como si fuese un invento de los político. Pero las hay, incluso después de ver las crudas escenas mostradas por el documental recientemente estrenado por Netflix, Our Planet. Un momento en particular de la serie de 8 partes llamó la atención del mundo.

En el segundo episodio, «Frozen Worlds», el documental explora los efectos del cambio climático, específicamente el derretimiento de los hielos y el impacto que eso tiene en la vida salvaje. «El ártico se está calentando el doble de rápido que cualquier otro lugar en nuestro planeta», dijo Sophie Lanfear, productora y directora del episodio, a People.

Uno de los cambios que más la interesó fue la enorme cantidad de morsas que se han estado lanzando al vacío en los alrededores de Rusia.

Netflix

Cada año, según Lanfear, miles de morsas pasan sus veranos comiendo almejas que revelan las aguas.

En el pasado, cuando las morsas se cansaban se echaban en el hielo a descansar hasta poder continuar su búsqueda de comida. Pero ahora que el hielo está derritiéndose se han visto obligadas a subir hasta lugares donde normalmente no subirían.

Esas rocas que encuentran son altas y peligrosas, distintas a su hábitat usual. Desde ahí caen con facilidad pues suben y suben sin considerar la altura.

Una vez que alcanzan 80 metros, descansan. «No pensé que podrían subir tan alto. Los vimos ahí durante varios días, estas morsas en estas enormes montañas, al borde de ella», dijo Lanfear.

El problema surge cuando deben regresar al océano. De alguna manera deben bajar.

Netflix
Netflix

«Esperas que no caigan por el precipicio, que bajen por donde subieron, pero lamentablemente algunoas no pueden». Como son animales muy sociables, cuando notan que otros se van, quieren irse con ellos y ahí es cuando se apuran y caen.

«Estábamos rodeados de morsas muertas todos los días. Creo que jamás había visto tantos cuerpos muertos, fue traumático».

Netflix

Los productores esperan que estas escenas ayuden a las personas a crear consciencia de lo que el cambio climático le está haciendo a nuestro planeta, y que entre todos evitemos estas continuas tragedias.

Puede interesarte