Por Luis Aranguren
16 noviembre, 2020

Esta persona fue grabada y la denuncia llegó a protección animal, ahora este rottweiler está a la espera de un nuevo hogar.

No todos tienen el carácter adecuado para cuidar de mascotas, hay personas que ven a los animales como seres inferiores, aún cuando se trata de criaturas con la disposición de dar amor. Sobre todo los perros son catalogados como compañeros fieles, capaces de defender a sus dueños si sienten que están en peligro.

También hay personas que se encargan de velar por el bienestar de estos animales, aquellos con la disposición de garantizarles una vida feliz.

Zita Polgar

Entre ellos está la Royal Society for the Prevention of Cruelty to Animals (RSPCA), quienes recibieron un video de un hombre insultando a su rottweiler, por lo que decidieron quitárselo. Y es que en el video de casi 1 minuto observaron como Joshua Ponsford agredía verbalmente, según su testimonio.

La perra de nombre Lulu fue llevada de inmediato a un centro de cuidados, a la espera de atención médica y luego un nuevo hogar.

Aseguran que a pesar de muchos que piensan que los perros no entienden, sufren los gritos y cuentan que los de este hombre eran así: “¡Métete en tu maldita cama ahora, vete a tu cama ahora, ahora, ahora maldito quédate allí!”. Y es que según la inspectora de la RSPCA, Miranda Albinson, se observa a alguien con problemas de ira que según sus vecinos no paraba de gritar.

Fotos de la naturaleza (Imagen ilustrativa)

El daño en la confianza de Lulu ha sido tan grande –según el veterinario– que tuvo que estar en rehabilitación, por suerte comentan que se ha relacionado muy bien con sus cuidadores y se acostumbra a recibir amor antes de ir a un nuevo hogar.

Zita Polgar

Aunque Joshua Ponsford negó haber lastimado físicamente a Lulu, las pruebas admiten maltrato verbal, algo tipificado en la Ley de Protección Animal en Reino Unido. Por estos cargos fue enviado a rehabilitación por 20 días, además deberá pagar 300 dólares en lo que a gastos de la rottweiler se refiere.

“Es mi opinión experta que, sin duda, Lulu sufrió como resultado del miedo mental y el terror como resultado del abuso verbal del Sr. Ponsford como se demuestra en las grabaciones de audio. El abuso físico y verbal ya no es aceptable como parte del entrenamiento del perro, ya que se ha demostrado que es ineficaz y causa angustia a largo plazo”.

–Veterinario David Martin comentó a SWNS

Lamentablemente el tiempo no vuelve y el veterinario Martin asegura que los traumas de Lulu siempre estarán en sus recuerdos, es por eso que intentan darle un mejor futuro. Le demuestran que puede tener un cuidador que le dé el amor que necesite.

Fotos de la naturaleza (Imagen ilustrativa)

Por eso que recomiendan antes de tener una mascota, saber si se tiene la disposición para evitar que se repitan esa clase de historias.

Puede interesarte