Por Alejandro Basulto
26 agosto, 2021

“No entiendo a esta gente. Estoy totalmente devastado”, dijo Mariusz Chudy, quien ha criado a estos insectos durante 30 años.

En Nottinghamshire, en Gran Bretaña, se está lamentando lo que para muchos es una gran tragedia originada luego de un incendio. Y no es que hayan fallecido personas quemadas en su casa o en su lugar de trabajo, sino que, también tristemente, incendiaron seis colmenas de abejas, provocando así la muerte de un millón de estos insectos polinizadores y tan importantes para hacer frente al cambio climático. Uno que lloró Mariusz Chudy, quien ha criado abejas durante 30 años, no pudiendo creer como las colmenas que había hecho con materiales reciclados estaban quemadas hasta quedar fritas.

Goldendrops

“Esta es mi gran pasión porque he trabajado toda mi vida con las abejas (…) Es muy importante: da polinización a las granjas (…) No entiendo a esta gente. Estoy totalmente devastado. Han matado seis colonias y todo el equipo, y no sé por qué”

– dijo Mariusz Chudy a BBC

Este británico es dueño de la marca Goldendrops, con la que vende miel, pan de abejas y cera de velas. Pero a pesar de los costos y del dinero que perdió con este siniestro, para él, la pérdida de millones de sus abejas fue el más duro shock, ya que después de tres décadas trabajando con ellas, ya las ha empezado a considerar “como una familia”. Está muy triste por ellas, más por el dinero perdido. Estimándose el valor de cada colmena entre 1.645 y 2.000 dólares estadounidenses.

Goldendrops

“Había un rastro de gasolina y alguien realmente quería quemarlos todos (…) Papá está horrorizado y asustado de que tal vez no sea un evento único (…) Hasta donde sabemos, no tenemos enemigos, por lo que no estamos seguros de quién habría hecho esto (…) La granja tampoco es una de las que anunciamos, por lo que no mucha gente sabe que las abejas estaban allí”

– contó Aleksandra Chudy, hija de Mariusz–

Tras este siniestro que fue describido por la policía de Nottinghamshire como “un acto cruel deliberado”, Mariusz planea reconstruir sus colonias de abejas, pero en Screveton en una ubicación alternativa. Contando con el apoyo de una colecta de fondos iniciada por uno de sus clientes, Steven Mayfield, a través de la cual ya han logrado recaudar casi 1.100 dólares.

Goldendrops

“Todos necesitamos abejas para polinizar nuestras hermosas plantas y cuando producen una miel tan deliciosa, nunca sabré por qué diablos alguien querría matarlas a todas”

– declaró Steven Mayfield

En actualidad, la policía de Nottinghamshire está investigando este triste atentado ecológico, encontrándose a cargo del caso el inspector Rob Lawton. “Esto fue un vandalismo desenfrenado, un ataque malicioso que resultó en la muerte de todas estas abejas”, dijo el funcionario policial, quien aseguró a Mariusz Chudy que trabajarán incansablemente para hallar a los culpables.

 

Puede interesarte