Por Pablo Román
5 octubre, 2017

Sí los humanos podemos drogarnos ¿por qué nuestras mascotas no puede divertirse?

Hay que reconocer que a la mayoría de las personas en el mundo les gusta la droga. No sólo hablo de la cocaína y la metanfetamina, sino también el alcohol, el tabaco, la cafeína, la teína y los virales de Upsocl. Pero, por lo menos a mí, no me parece justo que sólo los humanos lo disfrutemos.

Pixabay

Ahora, el problema al que nos enfrentamos es el siguiente: ¿Estamos haciendo un maltrato animal o regalándole un buen viaje a nuestro perro?

Por suerte, Broadly le realizó las preguntas indicadas y tenemos una respuesta.

El profesor Brock Fenton, experto en murciélagos frugívoros en la Universidad de Western, dio algunas respuestas.

“Los murciélagos frugívoros del Nuevo Mundo (América) están expuestos constantemente al alcohol que contiene su comida, debido a la fermentación que se produce en la fruta madura y el néctar”, explicó.

Por esta razón, el animal tiene tolerancia al alcohol. Pero ¿Cómo lo supo? Bueno, emborrachó a los animales y los hizo correr carreras de obstáculos. A diferencia de los murciélagos de Egipto, los del nuevo continente soportaban mejor el alcohol.

Dara Orbach de la Universidad de Texas agregó que algunos pájaros, luego de comer frutas con elevado contenido de alcohol, pueden perder el equilibrio en las ramas. Por otro lado, se han observado delfines que juegan con peces globos tóxicos y luego quedan “aletargados”.

“Tendemos a pensar en el alcohol como algo artificial, pero es completamente natural y está fácilmente disponible en el mundo real“, indicó Fenton.

Pixabay

Además, Fenton dejó claro que existe un “montón de marcas de dientes en las setas alucinógenas”, entonces podemos decir que, en algún lugar del mundo hay animales muy, pero muy, drogados.

Ahora ¿Está bien fumar marihuana con tu mascota?

Gudrun Ravetz, Presidente de la Asociación Veterinaria Británica, dijo lo siguiente:

“Los perros y otras mascotas son mucho más pequeños que nosotros, así que sus niveles de toxicidad se elevan con mucha más rapidez, lo que hace que cualquier acceso a alcohol, drogas o medicamentos legales sea increíblemente peligroso”.

En pocas palabras, no es buena idea darle drogas a tu perro, a tu hámster, a tu gato, a tu tortuga o a tus canarios.

Y no pongas esa cara que tampoco puedes drogarte mono. 

Pixabay

Así que amigos, no es aceptable darle drogas a los animales.