Por Macarena Faunes
5 julio, 2019

Peggy fue utilizada por su ex dueño para tener la mayor cantidad de camadas posible. Vendía a los cachorros a altos precios.

En una sociedad tan arribista como la que vivimos hoy en día, no es sorpresa que personas inescrupulosas se aprovechen de sus mascotas para obtener dinero. Sin prejuicios ni valores, realizan repudiados actos a cambio de una monedas, sin importarles el dolor que les generan a los animales.

Una perrita raza pug fue lanzada de un vehículo en movimiento tras ser utilizada para criar a sus camadas de cachorros, tal como si fuera basura.

RSPCA.

El hecho ocurrió en Middlessex, Inglaterra, y fue encontrada por una mujer que se encontraba paseando por el lugar.

RSPCA.

La perrita fue llevada rápidamente a la fundación que ayuda a defender los derechos de los animales RSPCA, donde recibió atención médica. El veterinario se percató que no tenía heridas productor del incidente, pero salud no era buena, ya que se notaba que alimentó a sus hijos lo más que la obligaron. Estaba demasiado flaca, con parches de pelo faltantes.

RSPCA.

Liz Wood, subdirectora del RSPCA’s Millbrook Animal Center, comentó a través de un comunicado de prensa además de sus lesiones físicas, tenía cicatrices en el alma.

RSPCA.

“Mentalmente se podía ver que también tenía cicatrices, se podía ver la tristeza en sus ojos: Dios sabe por lo que había pasado la mayor parte de su pequeña vida. Sospecho que la mantuvieron como una máquina de cría para producir cachorros que podrían venderse… por grandes cantidades. Luego, cuando llegó al final de su vida útil, la trataron como basura. Es desgarrador y completamente despreciable tratar a un perro como un objeto desechable”.

-Comunicado de prensa Liz Wood, subdirectora del RSPCA’s Millbrook Animal Center-

Para evitarle más sufrimiento, Liz se ofreció como madre adoptiva de Peggy, nombre con el que la bautizaron, hasta que encontrara un hogar definitivo.

RSPCA.

Peggy ha ido agarrando más confianza de a poco, todo gracias al amor que le brinda Liz. Incluso, la pug la acompaña al refugios todos los días.

“Estamos empezando a ver su lado descarado ahora. Ladra cuando quiere comida y hace pequeños ruidos gruñidos cuando está contenta de verte. Todo su cuerpo se mueve, es adorable. Ella es un perra tan dulce y será una compañera maravilloso para alguien”.

-Liz Wood, subdirectora del RSPCA’s Millbrook Animal Center-

Aunque Peggy se encuentra recuperándose de su tormentoso pasado, Liz opinó que acciones como esta no pueden quedar impunes en Reino Unido.

“Es por eso que necesitamos regulaciones más estrictas en torno a la cría y venta de perros y esperamos que las propuestas del gobierno para traer licencias y nuevas reglamentaciones ayuden. También estamos instando al público a considerar rescatar a un perro, como Peggy, en lugar de comprar un cachorro. La RSPCA tiene miles de maravillosos perros de todas las formas y tamaños, con diferentes historias y antecedentes, esperando su hogar para siempre”.

-Liz Wood, subdirectora del RSPCA’s Millbrook Animal Center-

El futuro de Peggy es prometedor. Sin duda, esta perrita encontrará un hogar donde la quieran y la respeten como ella se merece. Por mientras, está muy feliz al lado de Liz.

En el mundo existen muchas perritas como ella que son utilizadas para fines comerciales por sus dueños. Estas «personas» deberían ser sancionadas con altas penas, para que aprendan de una vez por todas a respetar a los animales.

 

 

Puede interesarte