Por Romina Bevilacqua
25 septiembre, 2017

No sólo codifican la información que ven en sus memorias a largo plazo, sino que la utilizan luego para anticipar cosas que pasarán y prepararse.

Se sabe que los primates tienen excelentes habilidades mentales y memoria, pero siempre se habían realizado pruebas basadas en incentivos con alimentos así que esta vez los científicos decidieron ir más allá. El experimento era simple. Prepararon unos cortos especiales de 30 segundos cargados de contenido «emocionante» –y no imágenes planas– y les mostraron las películas a chimpancés y bonobos –o chimpancés pigmeos–. Después de una semana volvieron a mostrarles la misma película y ahí fue cuando hicieron su gran descubrimiento: los primates no sólo codifican la información que ven en sus memorias a largo plazo, sino que lo utilizan luego para anticipar cosas que pasarán y prepararse. «Cuando ves un evento impresionante o emocionante en una película, recuerdas bien el evento y luego, cuando ves la misma película, anticipas el evento», señaló Fumihiro Kano, uno de los autores del estudio publicado en Current Biology.

Pero ¿cómo pudieron saber esto los científicos? Utilizaron una avanzada tecnología que podía seguir el movimiento de la mirada de los 6 chimpancés y 6 bonobos que participaron en el estudio, mientras miraban el corto, y así notaron que la segunda vez que vieron la película los primates miraron hacia la puerta 3 segundos antes de que el mono falso apareciera e hicieron lo mismo durante la segunda película.

Miraron el arma que la persona iba a utilizar antes que de esta la tomara, incluso cuando el arma se encontraba en otra posición. «El hecho de que recordaran esos detalles del video anterior fue realmente impresionante», señaló Kano, ya que al ser capaces de anticipar y evadir el peligro en ciertas situaciones, o incluso de recordar lo que otro primate hizo en una situación particular, podría ser muy importante para su supervivencia. Además los chimpancés y bonobos realmente estaban disfrutando de las películas. Les dieron jugos de fruta natural para que bebieran mientras hacían el estudio, pero ellos apenas las prestaron atención. Estaban tan entretenidos viendo las imágenes que olvidaron sus jugos.

 

Puede interesarte