Por Felipe Costa
18 febrero, 2021

La instagramer hizo una sesión de fotos con un elefante de Sumatra, introducido a la fuerza en la isla para su explotación turística y cuya especie se encuentra en peligro de extinción, amenazada por la deforestación y la entretención humana. Su comercialización está castigada socialmente y penada por la ley.

El cuidado de las especies, sean animales o plantas, es una lucha que para muchos parte por la visibilización del problema, aunque no todos tienen el mismo concepto de qué barreras cruzar con tal de hacer llegar un mensaje. El caso de la modelo rusa Alesya Kafelnikova ha causado que se transforme en el blanco de críticas, no solo de usuarios de redes sociales, sino también de organizaciones encargadas del cuidado animal, luego del rechazo de sus últimas publicaciones.

kafelnikova_a

Kafelnikova encendió las redes luego de posar desnuda arriba del lomo de un elefante en Bali, Indonesia. El problema, es que era de la especie Sumatra, protegida no solo en la isla, sino en el país al encontrarse en peligro de extinción y este tipo de contacto fue para muchos una vergüenza en términos turísticos.

La modelo publicó una secuencia de video que dura unos segundos, además de una foto donde escribió “amar la naturaleza es parte de la naturaleza humana”. Sin embargo, esto no terminó de hacerle sentido a muchos.

Un portavoz de la organización benéfica Save the Asian Elephants, contó al medio The Sun, que publicaciones como las de Kafelnikova solo demuestran la penosa trivialización causada el elefante de Sumatra, un majestuoso animal que debe no solo luchar contra la deforestación, sino que además con el peligro del turismo irresponsable, “un abuso brutal para la entretención humana”.

Es más, el elefante con el que posa la modelo, no es originario de la isla, éste fue insertado a la fuerza para explotarlo en el turismo. Sabiendo esto, usuarios en su propio Instagram la calificaron de abusadora y de estar “eclipsada por el dinero”. Otros aseguraron que se trata derechamente de una “violación al pobre animal”.

kafelnikova_a

Alesya Kafelnikova cuenta con más de medio millón de seguidores en Instagram, saltando a la fama rápidamente tras saberse que es hija del tenista ruso, ex número uno del mundo, Yevgeny Kafelnikov.

Alesya Kafelnikova

En cuanto a sus fotos con el elefante, Save the Asian Elephants terminó sentenciando la actitud de la instagramer, quien en el fondo solo estaría ayudando a promover el negocio de estas criaturas, las cuales “se comercializan a golpes” y sufren todo tipo de torturas para reprimir sus comportamientos. Una práctica prohibida pero que por lo mismo se le esconde a los turistas.

Puede interesarte