Por Romina Bevilacqua
12 Febrero, 2016

Nuestra economía, salud y medio ambiente cambiarían drásticamente. Pero, ¿para bien o para mal?

En un escenario global en el que constantemente escuchamos sobre las consecuencias que el consumo de carnes rojas o procesadas trae a la salud, las condiciones en las que se tiene a los animales y cómo la industria ganadera es responsable de la emisión del 18% de los gases de invernadero a nivel mundial, creo que ya todos estamos de acuerdo en que esta industria sencillamente, no es tan buena. Así que un grupo de expertos se colocó en una situación hipotética, donde se preguntaron lo siguiente: ¿Qué pasaría si una nación completa dejara dejara de comer carne?

La nación en cuestión fue el Reino Unido, con una población aproximada de más de 64 millones de habitantes y esto fue los que los expertos concluyeron.

Para ver los posibles impactos en la economía y la agricultura, consultaron al profesor de política alimentaria de la Universidad de Londres, Timothy Lang, si sería posible mantener la industria agrícola sin animales. Lang respondió que en efecto sería posible y de hecho sería bastante beneficioso.

“Los animales, vacas y ovejas, son una gran fuente de gases de invernadero, y estamos usando una gran cantidad de “tierras ocultas” para ellos. La selva de la amazonía está siendo talada para el propósito de cultivar soya, que luego es entregada a los animales en Europa que tú comes. Estamos cultivando una gran cantidad de cereales aquí en el Reino Unido y Europa, que luego son dados como alimento a los animales. Los animales solían ser parte de un ciclo de fertilidad, una rotación en la agricultura, pero se han convertido en un fin por sí mismos. Hemos hecho a los animales no sólo competidores nuestros en términos de uso de tierras, sino que los mayores usuarios de nuestras tierras, recursos y alimentos. Tenemos que reducir dramáticamente el uso de animales en el Reino Unido”.

Timothy Lang

#ужин #вино #мясо #стейк #корейка #Supper #wine #meat #steak #PorkLoin #food #foodporn #follow

A photo posted by FoodPorn (@food_drink_balalayka) on

A esto Lang agrega que el hecho de eliminar el consumo de carne de raíz, nos obligaría a aumentar dramáticamente la horticultura y reinventarnos; tendríamos que resucitar, reinvertir y volver a capacitarnos en la horticultura para alimentar al mundo y según el experto, esto será necesario de todas formas a corto plazo debido a las consecuencias que está ocasionando el cambio climático .

“El sistema de alimentos está siendo forzado a cambiar por el clima, la crisis del agua, los cambios poblacionales y la geopolítica”

Timothy Lang

Por supuesto, recalca Lang, esto no será tan fácil. Para realizar un cambio como el que se requiere, se necesitará de un plan de al menos 30 años de duración, donde el principal impulsor deberá ser la misma sociedad y no el actual sistema industrial.

“La industria no puede resolver esto. Tendrá que ser un cambio de la cultura del consumidor (…) Como público tendremos que llevar el movimiento a la discusión pública”

Timothy Lang

Lazy Monday's. #farmanimals #farming #farmlife #cattle #cows

A photo posted by @farmerbrowner on

Impactos en el medio ambiente

Nick Hewitt, profesor de Química Atmosférica del Departamento de Ciencias Ambientales en la Universidad de Lancaster, aprovechó de recalcar la gran incidencia que la industria de carnes tiene sobre nuestro entorno y cómo si todos los habitantes del Reino Unido dejaran de alimentarse de carne, los gases de invernadero relacionados a los alimentos se reducirían en un 35%, esto porque las vacas por ejemplo mastican pasto y lo digieren en su estómago en condiciones libres de oxígeno, lo que resulta en la emisión de metano. Una movida bastante eficiente para reducir la emisión de gases ¿no?

“Utilizando la tierra para la carne es la forma menos eficiente de producir proteínas. Es simplemente una forma ineficiente de producir alimentos. Cultivar plantas en la tierra y comerlas, es más eficiente y estaría reduciendo significativamente la emisión de esos gases de invernadero”

Nick Hewitt

Así que básicamente, lo que Hewitt dice es que al utilizar la misma porción de tierras que se destinan para la industria de la carne, para cultivar plantas, se estaría aplicando la estrategia más rápida para reducir emisiones. Así que, si todo el Reino Unido fuese vegetariano, el panorama cambiaría drásticamente.

Whispering sweet nothings in my ear #cow #home #friesian #farming

A photo posted by Phil O'Boyle (@pobo92) on

Impactos en la salud de la población

Por su parte Ian Givens, profesor de Nutrición en la Universidad de Reading, destacó que existe evidencias de diversos estudios que demuestran que las mujeres, especialmente aquellas entre 11 y 18 años, tienen una ingesta menor a la recomendada de nutrientes esenciales como el hierro y esto se puede relacionar a su menor consumo de carnes rojas, ya que ésta es la mejor fuente de hierro. Sin embargo esta deficiencia de hierro otros nutrientes como vitamina B12 y zinc podría tratarse con la ingesta de suplementos alimenticios. Respecto a esto, Given dice que hay que poner ambos casos en la balanza.

“Tienes que poner en la balanza esto (de la deficiencia de nutrientes) con el hecho de que la carne roja aumenta el riesgo de padecer cáncer de colon. La mayoría de la evidencia ahora dice que las carnes procesadas aumentan el riesgo de padecer cáncer al colon, más que las carnes rojas. Pero cuando miras el aumento de la incidencia de cáncer en relación a la cantidad (consumida) de carnes rojas al día, sigue siendo bastante impactante”

Ian Givens

Finalmente, Given llega a la conclusión de que eliminar el consumo de carne traería algunos beneficios a la salud. 

¿Y tú, qué opinas?