Por Catalina Grez
21 agosto, 2015

Sólo has visto una pequeña parte de una horrible realidad.

La cantidad de personas en el mundo que no tienen acceso a alimentos es algo verdaderamente devastador, pero más trágico es conocer la verdad sobre la cantidad de comida que se bota. Según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, “alrededor de 805 millones de personas en el mundo no tienen suficientes alimentos para llevar una vida saludable y activa. Eso es alrededor de uno de cada nueve personas en la tierra”.

Conociendo esas alarmantes cifras, Jen y Grant se embarcaron en un proyecto para realizar un interesante documental llamado “Just eat it” (Sólo cómelo), su desafío fue consumir alimentos que encontraban en los basureros de los supermercados para comprobar que sí son aptos para el consumo. Los parámetros de perfección que tienen estos negocios respecto a su comida son muy exigentes, pero a la vez la obsesión del consumidor por ver las fechas de expiración es un tema habitual al momento de comprar, por lo que se desecha muchísima comida.

Una visión pertubadora que claramente llama la atención y que nos hace preguntarnos ¿cómo es posible que casi la mitad de los alimentos se estén desechando?

httpv://youtu.be/fNsA8RXuwqE

Los parámetros de perfección en los supermercados son extremos

Todos pierden: el agricultor que trabaja en su tierra no puede vender ni generar ganancias si los supermercados no aprueban sus alimentos, ya que los compradores prefieren llevar comida perfecta en tamaño, color y forma y no compran aquellas que se vean imperfectas.

05-wpcf_1024x683

Just eat it

El 40 % de la comida que se produce, no se consume

Si los alimentos no pasan los estándares de los supermercados, todo lo que se cultivó debe desecharse. Un 40% de la comida se pierde y el ciclo vuelve a empezar.

03

Just eat it

Un hecho alarmante que sin duda da para pensar.

Puede interesarte