Estaban flotando en el agua, sobre una tabla y sin poder moverse.

Hace algún tiempo, y luego de que el río Ob en la ciudad de Nefteyugansk, en Rusia comenzara a desbordarse, hubo un gigantesco derrame de petróleo que afectó a gran parte de las comunidades cercanas. Resulta que se rompió un importante oleoducto y desató un desastre ecológico que necesitó de equipos de emergencia y de la ayuda de los lugareños para evitar que el agua contaminada siguiera expandiéndose. 

Tuptey es un joven que estaba colaborando en labores de ayuda tras el derrame de petróleo. 

Él estaba decidido a rescatar a la mayor cantidad de animales afectados, pues sabía que ellos no podrían ayudarse a sí mismos, así que estaba en eso, cuando escuchó un sonido desgarrador.

Siberian Times

“Mi alma no podía soportar los gritos”, dijo Tuptey a The Siberian Times. “Fui a ver. Nunca se sabe lo que puede estar pasando. Tenía que verificar”.

No le tomó demasiado tiempo identificar que eran maullidos, al parecer de gato bebé. Siguiendo los gritos desesperados, llegó al lugar -una casa de campo- y no podía creer lo que estaba viendo.

Siberian Times

“En la casa inundada había una tabla de madera flotando, con estos gatitos aferrándose a sus vidas con sus patas. Uno estaba hasta el cuello en el aceite“.

Tuptey quedó impactado y desconsolado tras ver esta horrible situación. Pero actuó rápido para salvar a los gatitos bebés antes de que se hundieran por completo. “Sin dudarlo, fui tras ellos”, dijo. “Estaba hasta la cintura en el aceite. La tierra estaba cediendo, mis botas de agua estaban llenas de agua mezclada con aceite, pero no me importó“, contó.

Siberian Times
Siberian Times

Y se lanzó para recogerlos y salvarles la vida. Una vez fuera del peligro, los abrazó y los envolvió en su camiseta para darles calor. 

Luego los limpió y los acogió en su casa.

Siberian Times

¡Y hasta tienen un nuevo amigo!

Siberian Times

Ahora los pequeños se quedarán para siempre al lado de Tuptey, su desinteresado héroe.

 

Puede interesarte