Por Javiera González Ruiz
5 diciembre, 2018

Incluso duerme con ella para calmar su dolor.

Los incendios suelen ser devastadores si no se controlan o apagan a tiempo… no solo arrasan con las cosas materiales, sino que también pueden cobrar numerosas vidas. De seguro algo similar podría haberle pasado a esta familia de no haberse dado cuenta y no haber podido escapar.

Y aunque salieron ilesos… no pudieron salvar a una de las integrantes más adorables de su familia, su perrita Taka.

Quedó atrapada entre las llamas mientras ellos debieron escapar para ponerse a salvo…

Hospital Care More Animal

Pero un milagro ocurrió. La pequeña Taka logró escapar y corrió a la calle buscando ayuda. Por suerte uno de sus vecinos la vio y como estaba quemada, la trasladó de inmediato al Hospital Care More Animal en Georgia. Allí la revisaron y se dieron cuenta de que tenía quemaduras graves al rededor de los ojos, las orejas, el hocico y el abdomen, las que le provocaban mucho dolor.

Pero lo más complejo vino después. Taka rápidamente comenzó a mostrar problemas para respirar y debió ser trasladada de urgencia a la clínica de la Universidad de Georgia para que la conectaran a una máquina de oxígeno.

A los pocos días salió del riesgo de muerte y la regresaron al Hospital Care More Animal, donde una veterinaria llamada Emily Martin se conmovió con su situación.

Hospital Care More Animal

La perrita seguía grave y herida, pero no estaba dispuesta a rendirse.

Por las noches aullaba de dolor y eso le partía el corazón a la cuidadora, quien se había comprometido a cuidarla y entregarle todo el amor que necesitara. Así que, decidida a hacerla sentir mejor, Emily comenzó a dormir con Taka para acariciarla cada vez que se quejara.

Si bien tras pasar los días la perrita luce más feliz y enérgica, quedó ciega para siempre y aún no está fuera de peligro. Sin embargo, su nueva amiga está totalmente optimista sobre su recuperación.

Puede interesarte