¿Creerá que se trata de un hermanito o amigo?

Es muy común que los niños se apeguen a un objeto suave y confortante durante un período indefinido de tiempo. Algunos prefieren una mantita o tuto y otros se quedan con peluches que representan jirafas, leones o el clásico osito de felpa. Los llevan a todos lados, abrazan para dormir, los huelen, en algunos casos les hablan como si se tratase de un ser vivo, e incluso, los aprovechan de culpar de sus travesuras.

La verdad es que hay todo tipo de historias en torno a los pequeños y sus objetos más preciados, pero probablemente ni una que estuviese relacionada con el mundo animal y que fuese tan adorable. Se trata de un canguro gris oriental llamado Doodlebug, que tiene tan sólo unos meses de vida, y que al parecer, ya encontró un mejor amigo. El bebé, que fue encontrado absolutamente solo y desamparado, en el estado de New South Wales, en Australia, fue llevado a una conservación de vida salvaje, donde le dan todos los cuidados necesarios hasta que sea lo suficientemente fuerte e independiente como para volver a la naturaleza. Y bueno, al parecer entre las necesidades estaba el osito de peluche que no deja de abrazar en ningún momento. 

orphaned-kangaroo-teddy-bear-1

Tim Beshara

Lo más probable es que Doodlebug se haya caído de la bolsa de su madre cuando tenía unos pocos días de vida, o peor, que haya quedado huérfano. De todas formas, lo importante es que ya está bien, y muy acompañado.

Estas fotografías las sacó la madre de Tim Beshara, un consejero ambiental de Tazmania, quien aprovechó de compartirlas con el mundo a través de su cuenta de Twitter con la descripción: “Mi madre me envió esto. Mostrando el valor de un buen abrazo”.

2B223B0D00000578-3186597-Doodlebug_the_eastern_grey_kangaroo_was_pictured_on_the_property-m-6_1438832678092

Tim Beshara

La conclusión que sacó la madre de Beshara, al tener la posibilidad de observarlo a diario, ya que trabaja en la conservación, es que responden muy bien a los juguetes. “Ellos parecen responder de la misma forma que un niño pequeño. Lo tratan como un compañero”, comentó la mujer al Daily Mail de Australia, que fue tan sólo uno de los medios a nivel mundial que decidió cubrir esta tierna noticia.

Puede interesarte