Por Daniela Morano
6 febrero, 2019

Nadie sabe por qué alguien actuaría de esta forma. Hoy Little Foot está recuperado y feliz.

Cuando dicen coletas uno piensa en cabello. Piensa en cómo uno siente cortarse la circulación de las muñecas cuando las deja ahí mucho tiempo para que no se pierdan. Pero jamás se nos ocurriría que pueden transformarse en un instrumento de tortura, muchos menos para un inocente animal. En el caso de las coletas elásticas, estas tienen más de un uso, entre ellos, castrar animales, por ejemplo.

El elástico hace presión y comprime partes del cuerpo, eso no es ninguna novedad. Lamentablemente hay quienes también utilizan ese método para evitar que un perro muerda o ladre mucho, en vez de entrenarlos apropiadamente y hacer cargo ellos, como personas racionales, de otro ser vivo.

Arizona Humane Society

Las heridas que esto puede provocar son tan profundas que hay perros que requieren de cirugía de reconstrucción total de las partes de su cuerpo que han sido dañadas. Es similar a una quemadura.

Este cachorro de tan sólo 7 semanas de vida fue encontrado con estos elásticos en sus patas cuando llegó a la Sociedad Humana. «Little foot llegó acá hace nueve días traído por un buen samaritano que lo encontró con elásticos atados a sus tobillos», escribieron en Facebook. «Sus pies estaban hinchados, no podía caminar y no tenía circulación de sangre».

Arizona Humane Society

«El tratamiento de este cachorro de siete semanas incluye terapia laser y masajes con compresas de calor para ayudar a la sangre fluir y mejorar la circulación. Como un globo, la circulación produce que los fluidos cambien, y ojalá, reduzcan la inflamación».

Aunque no lo crean, Little Foot mejoró rápidamente.

Arizona Humane Society

«Compartimos la historia de Little Foot a comienzos de la semana y ¡mucha gente nos ofreció ayuda! Como les prometimos, pronto les informaremos más sobre su recuperación».

Por ahora no está buscando una familia adoptiva (pues tiene un largo camino de recuperación por delante), pero nos alegramos de que el pequeño se encuentre a salvo, lejos de las crueles personas que lo torturaron.

Puede interesarte