No lo digo yo, lo dicen los científicos.

Un estudio publicado en la revista científica Environmental Health Perspectives asegura que las personas que viven en lugares rodeados de zonas verdes se enfrentan a menores riesgos de mortalidad. Además, su vitalidad mejora de la mano de la actividad física y la salud mental. La investigación definió a los lugares verdes como hogares con acceso a más de 240 metros de vegetación.

Los datos fueron obtenidos gracias al Instituto Nacional de Salud, que cuenta con una gran base de información de más de 100.000 enfermeras.

El estudio se enfocó en las muertes ocurridas entre los años 2000 y 2008, con sus respectivas causas.

Los investigadores añadieron información relacionada con la cantidad de vegetación alrededor de las casas de cada enfermera.

El principal hallazgo reveló que las personas que viven en los lugares “más verdes” tenían un 12% menos probabilidades de morir a causa de un suceso no-accidental.

Encontraron que la probabilidad correspondía con la incidencia de muertes relacionadas con enfermedades respiratorias, de riñón y cáncer.

Los resultados fueron los mismos sin que importaran los ingresos de cada persona, su peso y si fumaba cigarrillo o no. El hecho de vivir en un área urbana o en un suburbio tampoco marcó una gran diferencia.

La vida en medio de naturaleza es más saludable gracias al bajo nivel en la polución del aire,  que motiva más a las personas a llevar a cabo actividades al aire libre, ejercitarse y crear relaciones. Todo esto se traduce en una mejor salud mental, una vida social activa y un estado físico óptimo.

A propósito, vale la pena tener en cuenta la teoría de la “biofilia”, que sugiere la posibilidad de que el contacto con la naturaleza tiene un efecto restaurador para la salud mental, debido a que el ser humano es el resultado evolutivo de especies que permanecieron en ambientes naturales.

Investigaciones futuras podrían revelar con mayor exactitud la relación entre la salud y el hecho de vivir en un entorno natural.

Puede interesarte