Por Kat Gallardo
4 agosto, 2017

La razón es realmente absurda.

Un hombre del este de Texas pensó que sería una buena idea dispararle a un armadillo. Pero como una especie de justicia divina, la bala rebotó en el caparazón del animal y le devolvió la bala de un golpe. El alguacil del condado, informó que al menos una de las tres balas que disparó, le llegó en la mandíbula, por lo que fue trasladado a un hospital cercano.

Larry Rowe, alguacil del condado, dijo que el hombre se encontraba sin identificar (o al menos no de forma pública). Sólo agregó detalles del incidente, entre esos, que habría salido de su casa alrededor de las 3 de la mañana cuando vio al armadillo en su propiedad y abrió fuego con su revólver 38.

Metro

Para suerte del armadillo, su duro caparazón desvió al menos una de las tres balas que disparó, la cual terminó golpeando al hombre en la mandíbula. Sin embargo, el estado del pobre armadillo es aún desconocido, ya que no lo han podido encontrar.

La noticia ha despertado interés en Texas, quienes han mostrado solidaridad con el animal y repudio a la violencia con la que actuó el hombre.

“Como Texano, quiero extender mis cálidos pensamientos y rezos para la rápida recuperación del armadillo y su familia”.

Esperamos que puedan encontrar al animal a salvo.