Si te dijeran que equivale a amputar tus dedos, ¿aún querrías hacerlo?

¿Sabes por qué nunca deberías desgarrar a tu gato?

Quitarle las garras a tu gato no es lo mismo que cortarle las uñas a un humano, es un proceso que para cualquier felino es doloroso y permanente. Si pudiésemos hacer una analogía, sería algo más parecido a amputarte los dedos, así de importantes son las uñas para tu gato. Las garras le permiten al gato hacer ejercicio y divertirse…

¡Pero también defenderse en caso de peligro!

Po lo tanto, los gatos no deben ser desgarrados ya que sus garras son su primera línea de defensa, son un método de diversión, les sirven para estar en forma, el procedimiento es doloroso, muchas veces al desgarrarlos se vuelven agresivos y deben aprender a caminar otra vez, entre muchas otras razones.

Actualmente el desgarre ha sido centro de atención en EE.UU, luego de que en Oregon se propusiera un proyecto de ley que prohibiría el desgarre de los gatos.

Pero el proyecto de ley en Oregon cuenta con tres excepciones: si la salud del gato está en riesgo, si el dueño amenaza con abandonar al gato si no lo desgarra, o bien, si las garras del gato suponen un riesgo para la salud de otra mascota o del propietario, podría permitirse el desgarre.

El proyecto de ley ha despertado muchas críticas de quienes se oponen, por definición, al desagrre de los gatos. Es por esta razón que el grupo The Paw Project (El Proyecto de la Garra), quienes se adjudican gran parte de las leyes de prohibición de desgarre en Estados Unidos, se ha opuesto a la ley de Oregón.

11407285_10153425575249602_4274093747307436580_n
The Paw Project

El tema es que, bajo la falsa amenaza de abandonar a sus mininos, muchos dueños de gatos podrían aprovecharse de esta excepción de la ley para desgarrarlos y, de paso, hacerles un enorme daño. Si algún dueño ocupa este resquicio legal para lograr lo que quiere, el veterinario se verá obligado a hacer su trabajo sin protestar.

The Paw Project postula lo siguiente: Si todos estamos de acuerdo en que desgarrar a los gatos es dañino y malo, ¿por qué a veces es aceptable? Lo más impactante de todo es que muchos gatos que han sido sometidos al desgarre terminan siendo abandonados y acogidos en refugios. Es decir, el abandono sucede igualmente después del desgarre. La organización asegura que el desgarre equivale a una verdadera amputación para los gatos que incluso puede acarrear varias complicaciones y cojeras permanentes. Cabe preguntarnos entonces, ¿acaso esos dueños que desgarraron a sus gatos y luego los abandonaron lo hicieron después de que la cirugía los dejó con severos daños?

Con respecto a otra de las excepciones de la ley, el supuesto daño que las garras de los felinos podrían causar al ser humano, tanto el Servicio de Salud Pública de Estados Unidos como la Asociación Médica Canadiense aseguran que el desgarre no se recomienda:

“Tenga precaución cuando juegue con gatos para limitar los arañazos; mantenga las uñas de su gato cortas (el desgarre no está recomendado)”.

-Canadian Medical Association Journal

La directiva de The Paw Project insiste en que llegará hasta las últimas circunstancias para impedir que la ley se apruebe y, de esta forma, prohibir el desgarre de los gatos en toda circunstancia, excepto cuando la vida del gato corra peligro:

“No consideramos que desgarrar sea más necesario para un gato, que para una mujer hacerse una mastectomía doble para salvar su vida”.

-Jennifer Conrad, directora de Paw Project-

Pero hay quienes apoyan la ley

Sin embargo, hay veterinarios como Tom Keck, director regional de la Asociación Médica de Veterinarios de Oregon, que han testificado a favor del proyecto, asegurando que el procedimiento es seguro y que acarrea poco dolor. Incluso Keck a desgarrado a 10 de sus propios gatos: “Mis gatos continúan saltando, corriendo por las escaleras y bailando sin problemas”.

Mientras tanto el asunto continúa generando polémica. Sólo esperemos que todo vaya finalmente en beneficio de la comunidad gatuna de Oregon.

Pero por más que rasguñe mi sofá, ¡yo no le cortaría sus garras a mi gato!

Puede interesarte