Incluso se pone turnio para intentar observarla mejor ❤

Los perros suelen ser muy amigables. Una que otra vez tienen problemas con su misma especie o con gatos, u otros animales. Sin embargo, por lo general adoran tener amigos y harán lo posible por mantenerlos a su lado.

Al menos así lo dejó demostrado este perrito labrador llamado Jasper, que intentó empezar una amistad con un animal muy distinto a él.

De acuerdo a la grabación de su dueño, una pequeña rana se posó sobre la cabeza de su mascota, pero él en lugar de alterarse y querer quitárselo de encima, hizo todo lo posible por mantenerse quieto y que su nuevo amigo no lo dejara.

Rumble @Critters

Incluso se ponía turnio intentando verlo disimuladamente.

Así se mantuvo por varios segundos, hasta que su dueño decidió que era tiempo de dejar ir a la ranita y se la intentó quitar de la cabeza…

Pero el querido Jasper se negaba a abandonarla.

Rumble @Critters

No quería que se la quitaran de entre medio de sus ojos, así que comenzó a levantar la cabeza y tirarla hacia atrás para que no pudieran alcanzarla… pero nada de eso dio resultados.

Su dueño despegó a su amigo de su frente y él definitivamente no parecía estar muy contento con su entrometida decisión.

Rumble @Critters

No importa Jasper, de seguro habrán más amigos para ti.

Mira aquí la divertida escena:

Pese a ser de muy distintas especies, él solo quería entregarle amor.

Puede interesarte