Por Catalina Maldonado
11 enero, 2022

A los ocho años falleció el roedor, quien recibió una medalla de oro por su heroísmo en Camboya al lograr desactivar 99 explosivos en 7 años. “Se fue en paz”, dijeron sus cuidadores tras llevar un tiempo retirada de sus labores.

Esta pequeña rata nos enseñó que los héroes pueden tener la forma que quieran, y no necesariamente deben ser grandes figuras para hacer grandes acciones. Su nombres Magawa, desactivó explosivos como misión de vida y hoy lo despedimos con honores. 

El roedor, quien fue capacitado por la organización benéfica APOPO registrada en Bélgica, descubrió 71 minas terrestres y 28 municiones sin explotar en Camboya, limpiando más de 34 acres, durante su carrera de siete años.

Reuters

La noticia de su muerte se dio a conocer por la misma organización, quienes dijeron que la rata de origen africano “falleció pacíficamente el fin de semana”, donde no existió un motivo en particular para justificar su partida.

“La mayor parte de la semana pasada jugando con su entusiasmo habitual”, pero que “comenzó a disminuir la velocidad” y se volvió menos interesado en la comida en sus últimos días, dijo APOPO sobre sus cambios antes de fallecer.

PA

Con respecto a la partida de Magawa, la organización emitió solo palabras de agradecimiento: “Todos nosotros en APOPO sentimos la pérdida de Magawa y estamos agradecidos por el increíble trabajo que ha realizado”.

“Durante su carrera, Magawa encontró más de 100 minas terrestres y otros explosivos, lo que lo convierte en el roedor más exitoso de APOPO hasta la fecha”, agregaron en el comunicado. “Su contribución permite que las comunidades de Camboya vivan, trabajen y jueguen; sin temor a perder la vida o una extremidad”, finalizaron.

APOPO

Una medalla para Magawa

Hace meses atrás, el roedor, que puede olfatear explosivos 96 veces más rápido que las soluciones convencionales, fue reconocido por su trabajo y recibió una Medalla de Oro en miniatura.

Su cuidador Malen le dijo a la BBC en junio pasado: “El desempeño de Magawa ha sido invicto, y me enorgullece trabajar codo con codo con él. Es pequeño pero ha ayudado a salvar muchas vidas permitiéndonos devolver la tierra segura que tanto necesita nuestra gente de la manera más rápida y rentable posible“.

APOPO

El entrenamiento intensivo de Magawa comenzó cuando el roedor tenía solo cuatro semanas y el personal de la organización benéfica APOPO en Tanzania comenzó a manipular a la rata y a enseñarle sonidos y olores. Luego de siete años activo, su cuidador dijo que había comenzado a “desacelerar” a medida que se acercaba la vejez y ya era de “respetar sus necesidades”.

¡Despedimos a un pequeño gran héroe!

Puede interesarte