Por Romina Bevilacqua
15 abril, 2015

Aunque no lo creas, cada día produces un excelente fertilizante para tus plantas sin saberlo. 

Sé que en algún momento de mi vida alguien me dijo que orinar en las plantas les hacía mal porque quemaba sus hojas…lo que esa persona olvidó decirme –o simplemente desconocía– es que en realidad la orina es un excelente fertilizante para plantas, árboles, flores e incluso cultivos de agricultura. Cuando ingerimos algún alimento, nuestros riñones filtran el exceso de nutrientes que nuestro cuerpo no puede utilizar y estos llegan a nuestra orina.

En poblaciones saludables, la orina está la mayor parte de las veces estéril –de todas formas al almacenarla en un envase sellado por un tiempo se pueden eliminar las posibles bacterias que pueda tener– y funciona como un excelente fertilizante orgánico gracias a sus altas concentraciones de nitrógeno, fósforo y potasio. Según estudios realizados en Suecia, la orina de un adulto contiene suficientes nutrientes y minerales para fertilizar 50% a 100% de los cultivos requeridos para alimentar a un adulto. Y en un año un adulto puede proveer la orina necesaria para 136 kg de trigo –suficiente para abastecer de una barra de pan al día–.

toilet_and_flowers_2

Por estas razones y más algunos países, como Amsterdam, incluso han instalado urinarios públicos para recolectar grandes cantidades de orina y reutilizarlas. Para evitar ir de casa en casa tocando puertas y pidiendo a los residentes que orinen en contenedores –que sería bastante extraño–, la empresa Green Urine dispuso de urinarios temporales en una de las plazas públicas de la ciudad . Luego la orina es recolectada y procesada para extraer sus fosfatos y convertirla en fertilizante que será repartido en varios jardines urbanos en los techos de la ciudad. “Es totalmente posible utilizar orina humana como fertilizante para reemplazar los fertilizantes industriales», señaló señaló el científico medioambiental, Helvi Heinonen-Tanski, a Scientific American.

 Así que ya lo sabes, reciclar tu orina podría ser una gran forma de devolver del nutrientes de los alimentos que consumimos a la tierra y no sólo eso sino que también ahorrar agua. Aunque si no te gusta la idea orinar en tus plantas, también puedes hacer esto:

1. Inodoro especializado

urine-specimen-collector-in-toilet

Aunque sueñe extraño, ya se han creado inodoros especializados con cámaras separadas para capturar orina. Así también puedes ahorrar agua.


2. Esterilización 

670px-Pee-in-a-Bottle-Step-4

Puedes almacenar tu orina en una botella –o cualquier envase sellado– por un tiempo para asegurarte de que cualquier bacteria que pueda tener, muera. Luego sólo debes diluirla en agua, es conveniente diluir la orina con agua en proporción 1 a 10 para plantas adultas y en una proporción de 1 a 20 para semillas y plantas más delicadas –también para aquellas en macetas–. Hay otros que utilizan métodos más elaborados como el Rich Earth Institute que calienta la orina para acelerar el proceso de pasteurización –esto incluye sistemas solares que hacen circular el fluido calentado por el sol a través de intercambios de calor en los tanques de orina–.


3. Puedes agregar tu orina al compost

compost-in-hands.png.650x0_q85_crop-smart-1

De vez en cuando puedes orinar en tu pila de compost, el problema es que puede que salga mal olor si vas muy seguido.

Puede interesarte