Por Cristofer García
27 julio, 2020

Se debe al poco valor nutritivo que contiene el pan. Los guisantes (arvejas) son una mejor opción.

Quizás una práctica que muchas personas encontraban correcta, y que hacían habitualmente, parece tener resultados perjudiciales. Y es que, arrojar pedazos de pan a los patos, que suelen estar en los parques y lagos, ocasionaría desnutrición en estas aves.

Esto se debe a que el pan contiene valores nutricionales muy bajos, por lo cual los patos al consumirlo suelen llenarse y no tener espacio para otros alimentos con los nutrientes que requiere su dieta.

Unsplash

«Los patos necesitan una dieta variada para estar saludables, el pan no tiene mucho valor nutricional y llena a los patos para que no busquen alimentos que comerían naturalmente, lo que puede conducir a la desnutrición», explica Canal and River Trust, una organización benéfica británica dedicada a la protección de las vías fluviales y sus especies.

Al alimentarse de esta manera, podrían desarrollarse incorrectamente y generar malformaciones en sus alas.

Esto desde el punto de vista alimenticio, pero ofrecer estas migajas genera otros problemas alrededor de las aves. Tentados por comer algo, los trozos de pan atraen plagas que son perjudiciales para los patos.

«El pan empapado sin comer puede causar una acumulación de nutrientes malos que pueden conducir a un mayor crecimiento de algas, propagar enfermedades y alentar plagas como las ratas. Tirar pan a un canal o río puede crear hacinamiento de las poblaciones de aves, ya que las aves se congregarán en el mismo lugar en busca de su alimento con almidón», explican.

Unsplash

Por ello, esta organización recomienda otros alimentos para ofrecer a las aves se encuentran en estos lugares tan cercanos a las personas, que serían de más ayuda para el desarrollo de los patos. Claro, con moderación.

De hecho, Canal and River Trust hizo una lista en orden de los alimentos preferidos de los patos, que en muchos casos se trata de comida que las personas suelen botar. Estos son: maíz dulce, lechuga, guisantes, avena, semillas y arroz.

«Hay muchos otros tipos de alimentos que puede usar en su lugar, lo que causará menos hacinamiento y un ambiente menos agreste para los patos y cisnes. Un pato sano es un pato feliz», aseguran.

Esta es una recomendación para la próxima vez que alguien decida dar de comer a un pato u otra de aves.

Puede interesarte