Por Daniela Morano
5 marzo, 2019

La WWF pagaría a fuerzas paramilitares para abusar de supuestos culpables de caza furtiva, pero muchas veces sin las pruebas suficientes. Creen que todo se justifica por cuidar de los animales.

Una de las organizaciones sin fines de lucro más grandes del mundo, la WWF (World Wide Fund for Nature) ha sido acusada por el sitio Buzzfeed de financiar equipos y trabajo de fuerzas paramilitares que han golpeado, torturado, abusado sexualmente y asesinado a personas en distintos parques nacionales de África y Asia.

La organización ahora se encuentra investigando las acusaciones, que aseguran que los grupos contra la caza furtiva de animales habrían atacado y asesinado a cientos de civiles, además de pagar sueldos a las fuerzas paramilitares para entrenar y conseguir armas, incluyendo cuchillos, rifles, gafas de visión nocturna y equipo militar.

Estas habrían sido utilizadas para redar aldeas, con los militares y guardaparques operando como espías e informantes que le entregaban registros a la organización.

Instagram wwf

Buzzfeed realizó la investigación en el plazo de un año, en seis países y con más de 100 entrevistas como testimonios de distintos civiles que se vieron afectados por la llamada guerra contra la caza furtiva. La organización habría estado haciendo negocios con el ejército del país, que se dice que cortó las cabezas de personas “culpables” y desfilaron con ellas en mano por las aldeas para mostrarles lo que le sucede a quienes cazan.

Uno de los primeros casos expuestos por el sitio fue el de Shikharam, un granjero en Nepal acusado de ayudar a su hijo a enterrar cuernos de rinoceronte en su jardín.

Buzzfeed News

Al no encontrar pruebas, Shikharam fue arrestado y encerrado en la cárcel. Allí guardaparques lo torturaron y golpearon hasta que no pudo ni comer. Nueve días después fue hallado muerto en su celda. Nunca hubo pruebas que comprobaran las acusaciones hechas en su contra.

Buzzfeed News

La autopsia mostró siete costillas quebradas y moretones en todo su cuerpo. Su esposa, Hira Chaudhry, aseguró haber visto las palizas que recibió su esposo, todas las cuales fueron verificadas a través de exámenes médicos.

Tres de los oficiales fueron arrestados y acusados de asesinato.

Si bien esta muerte en particular ocurrió el 2006 y la organización intentó hacerlo pasar por un incidente aislado, se comprobó que se han repetido en varias ocasiones y de maneras aún más brutales.

3line.net

Según el sitio The Guardian la WWF aseguró que “nos tomamos estas acusaciones con mucha seriedad y estamos investigando los casos descritos en la investigación de Buzzfeed para compartir toda evidencia obtenida para apoyar sus acusaciones, y así informar y ayudar.  Los derechos humanos son parte fundamental de nuestra misión”.

Por ahora habrá que esperar hasta que el caso se solucione, aunque no parece tener un final.

Puede interesarte