Por Luis Aranguren
22 septiembre, 2020

En 1918 logró trasladar un mensaje de vida o muerte del Mayor Charles S. Whittlesey incluso con un disparo en el pecho y otro en la pierna. Envió 12 mensajes en total y gracias a ella, 194 soldados se salvaron.

A lo largo de la historia hemos escuchado sobre el uso de animales con fines militares, ya sea llevar mensajes o infiltrarse en lugares. Esto es bastante sorprendente, pues nos preguntamos de qué forma pudo ser adiestrada para poder cumplir ese tipo de misiones.

Pues eso es algo que ocurre desde hace mucho tiempo, inclusive desde la Primera Guerra Mundial que comenzó en 1914.

Museo de Historia Nacional de Estados Unidos

Es por eso que ahora te vamos a contar la historia de Cher Ami, la paloma mensajera que salvó a un pelotón de soldados. Entrenada por expertos en colombofilia, una técnica que consiste en criar y adiestrar palomas.

Esta ave fue tan solo una de los centenares que el Cuerpo de comunicaciones del Ejército de Estados Unidos utilizó en Francia.

Museo de Historia Nacional de Estados Unidos

Se estima que a lo largo de su carrera como paloma mensajera, llevó alrededor de 12 mensajes importantes. Su valor fue tan reconocido que recibió una Cruz de Guerra por cumplir su última misión en 1918.

En esa ocasión recibió dos disparos, uno en el pecho y otro en la pierna, sin embargo, nada le impidió continuar y seguir con su misión.

“Estamos junto a la carretera paralelo 276,4. Nuestra propia artillería está lanzando un bombardeo directamente sobre nosotros. Por el amor de Dios, basta”.

-Mensaje inscrito en la paloma

Un mensaje enviado por parte del conocido Batallón Perdido, comandado por el Mayor Charles S. Whittlesey. Todos estos soldados se encontraban aislados por parte de las tropas alemanas y se veían asediados por su propio fuego.

Gracias a esta paloma la vida de 194 soldados pudo ser salvada, fue por esto que recibió muchas condecoraciones.

Museo de Historia Nacional de Estados Unidos

Lamentablemente aunque logró cumplir su misión, su cuerpo no aguantaría mucho y en junio de 1919 falleció por las heridas. La verdad fue muy resistente, es increíble pensar que un cuerpo tan pequeño recibió dos impactos de bala y pudo seguir.

Tras su fallecimiento decidieron disecarla para exhibirla en el Museo Nacional de Historia de Estados Unidos. Ahí sus visitantes aprenden sobre la valentía de esta ave, aprenden que en la guerra, tener armas no siempre significa que alguien podrá ser salvado.

Esta paloma solo necesitó sus alas y su impulso para poder mantener con vida a todos estos soldados, aún cuando no tenía ningún arma. Su historia es tan importante que incluso inspiró una animación de Disney que fue estrenada en 2009.

Los animales son capaces de hacer cosas sorprendentes, tienen la disposición para impresionarnos siempre.

Puede interesarte