Sería mejor sin ningún cartel, pero se agradece la idea…

En mi ciudad hay zonas que son conocidas por su alta contaminación visual. Carreteras que cada pocos metros tienen un enorme letrero invitando a comer una hamburguesa, contratar un seguro o incluso recomendar “mantener la concentración y conducir a la defensiva”. Qué irónico, cuando sus potentes colores nos llaman desde esas plataformas a un costado de la ruta.

La publicidad en carreteras está limitada en algunos lugares del mundo, y donde está permitida debe tenerse cuidado de no interrumpir o distraer a los conductores.

Pero el problema no es solo para los conductores, sino que para todos quienes pasen por ahí y quieran disfrutar del paisaje.

Lance Gerber Studio.

Una artista puso estos temas en el tapete a través de una intervención en el valle de Coachella, en Estados Unidos, en que reemplazó los usuales carteles de publicidad por fotografías del entorno.

Lance Gerber Studio.

La obra es tan detallada que al avanzar por el camino hay un punto en que la fotografía y el paisaje se mezclan de forma casi perfecta, y fue realizada para la exhibición artística DesertX por Jennifer Boland.

Lance Gerber Studio.

“Dentro del imperio de los carteles de carretera, Bolande decide publicitar lo que menos se mira. Mirar a los letreros lleva nuestra atención al paisaje mismo”.

-Página del proyecto en DesertX-

Lance Gerber Studio.

La exhibición comenzó el 25 de febrero y se mantendrá hasta el 30 de abril, período que abarcó el festival musical Coachella.

Lance Gerber Studio.

Claro que el proyecto no ha estado libre de polémica por parecidos con obras previas, como “Healing Tool” (“Herramienta sanadora”) del artista Brian Kane, que se realizó el 2015.

El 2011 otro proyecto abordó la misma temática: “Window” (“Ventana”) de Susanna Battin, que se realizó en Los Angeles, Estados Unidos.

¿Qué te parece?

Te puede interesar