Por Lucas Rodríguez
7 octubre, 2020

El paso del fenómeno meteorológico podría ocasionar terribles daños en México. Por suerte existen personas que no pueden irse a la cama si saben que hay animales que los necesitan.

Puede que la gran mayoría de las personas que no vivimos por ese sector, veamos al Caribe como el lugar más cercano a lo que vemos cuando cerramos los ojos para imaginar el cielo en la tierra. Pero como nada puede ser realmente perfecto, incluso esa tierra de playas, palmeras y arena blanca tiene sus peros. Y quizás el más grande de estos es la frecuencia con la que estos sectores tienden a ser golpeados por terribles huracanes y otros frentes meteorológicos similares. 

Unsplash

Por lo menos una vez al año, los científicos mexicanos y de los sectores cercanos deben nombrar a un nuevo huracán y sonar las alarmas. Estos fenómenos tienden a causar estragos entre las personas que habitan este sector, derribando casos y sacando barcos de su camino.

Unsplash

En el caso del huracán Delta, que es con el que se está lidiando en este momento, hablamos de un huracán categoría 4, la que es considerada como “extremadamente peligrosa”. Esta incluye vientos de hasta 215 kilómetros por hora: “Se pronostica que será un huracán extremadamente peligroso de categoría 4 cuando alcance la península de Yucatán el miércoles”, señaló el Centro Nacional de Huracanes, en México.

Unsplash

Esto lo decimos sin siquiera tomar en consideración el daño que le puede ocasionar a los otros seres vivos que habitan estos sectores. Estamos hablando de los perros callejeros, quienes muchas veces no tienen un techo bajo el que resguardarse de los vientos huracanados e inundaciones.

Unsplash

Lo único que separa a estos cachorros de un final cruel y doloroso, es el acción de las personas. Siempre escuchamos bellas historias de dueños de casa que le abrieron sus puertas a los cuadrúpedos peludos que más lo necesitan. Pero nunca habíamos escuchado de una prueba de afecto y preocupación como la de Ricardo, uno de los encargados del refugio Tierra de Animales, en Cancún, México. 

@SuavesLomitos

El par de fotografías que se compartieron sobre su obra, son más que suficientes para que nos hagamos una idea del esfuerzo y preocupación que están demostrando.

Por el pasillo de esa casa, podemos contar a lo menos un par de docenas de perros, felices porque sabrán que podrán pasar este temporal refugiados. Y no solo refugiados, sino que bajo la protección de alguien preocupado y atento. 

@SuavesLomitos

Las bellas imágenes hicieron a muchos pensar en cierto personaje bíblico, que se dedicó a resguardar la seguridad y salud de los animales. Puede que esta sea más una casa que un arca de madera, pero las similitudes entre las acciones de Ricardo y la parábola bíblica de Noé y su arca sin imposibles de ignorar.

Sea como sea, no podemos ignorar que las intenciones detrás de uno se alinean con las del personaje mitológico: es la bondad lo que motiva a ambos a actuar de la manera más correcta que conocen. 

Puede interesarte