Por Leonardo Granadillo
17 julio, 2019

A veces nuestro corazón se sensibiliza con las mascotas y no con nuestros semejantes. En este refugio nadie se queda por fuera.

Hace unos tres años, en una carretera en los bosques de Rio de Janeiro (Brasil) Glenn Greenwald y David Miranda, una pareja que decidió ayudar a una perrita bastante mayor que estaba tirada en el pavimento, embarazada y en mal estado.

Ellos eran unos amantes de los animales (ya contaban con 6 perros) algo que seguramente fue impulso para no dudar en asistir al animal, la perrita de nombre «Mabel» daría a luz 7 hermosos cahorritos, así que ya no hablábamos de 6 perros, sino de 11 un número nada fácil con el cual lidiar.

Heloisa Passos / Field of Vision

Por suerte, le consiguieron hogar a 4/6 nuevos amigos de cuatro patas, terminaron quedándose con dos y valorando aún más la compañía de los canes. A punto tal que decidieron dedicar su vida a ello, ahora cuentan con 23 perros y se han convertido en todo un refugio a pesar de no tener nombre o una mega-organización, realmente vienen siendo un hogar temporal de adopción, pero mientras que unos llegan otros salen.

En vista que dos personas no dan abasto con 23 perros, han decidido cambiar algo en su especie de fundación: contratar personal que vive en las calles con sus mascotas. Contrario a lo que se puede creer, las personas sin hogar son unos de los que más cuidan a sus mascotas, suelen ser sus únicos amigos.

Heloisa Passos / Field of Vision

En la organización brindan rescate, atención médica, reubicación, alimentos, a los perros y también mejoran la calidad de vida de los colaboradores callejeros, quienes también reciben su comida por la asistencia que prestan. Por ahora solamente han contratado a dos, pero no cuentan con los recursos que les gustaría para seguir sumando personas o mascotas, es un negocio muy bien intencionado pero no muy lucrativo.

Han iniciado una campaña en GoFoundMe para organizarse y realmente dedicarse solo a ello, maximizar el alcance de sus labores, pagarle un sueldo a las personas de la calle, recibir más perros y otras especies, pero aunque llevan casi 130mil dólares, el objetivo es 200mil para realmente crecer como empresa y aún falta.

Heloisa Passos / Field of Vision

Siempre es bueno echar una mano a quienes intentar hacer el bien, mucho éxito a estos emprendedores de enorme corazón ayudando tanto a indigentes como a los animales.

Heloisa Passos / Field of Vision

Puede interesarte