Por Alejandro Basulto
7 enero, 2021

Los mamíferos de 4 años escaparon de un cruel destino gracias a las acciones que tomó una vecina de Eygliers, logrando su rescate y que sean enviados a un lugar más seguro. Cada vida es valiosa.

Durante los últimos meses, en Francia varios defensores de los animales se han unido en torno a un refugio, en Finisterre, con la intención de salvar a toda una manada de burros que tenía como destino la muerte en un matadero. Apareciendo ahí casos como el de los jóvenes borricos, Cadichon y Polux, los que con apenas cuatro años habían sido condenados a morir tras el fallecimiento de su dueño. Ambos fueron vendidos a un comerciante de Lozère, quien los envió al matadero junto a un total de 12 burros.

DR / France3

Todos parecían tener un triste destino, sin embargo, el año 2020 terminó de feliz manera para ellos. Esto gracias al esfuerzo de Femke Paulissen, presidenta del refugio One Love, defensora de los animales que contactándose con vecinos del sector y otras personas, ha logrado salvarlos. Además de que recientemente encontró un campo cerca de su casa donde podrá instalar a estos dos jóvenes asnos durante el invierno.

“Tuvimos dos días para reaccionar, un amigo adelantó el dinero para reservarlos con el comerciante y su llegada está prevista para el 5 de enero (…) Tendremos que castrarlos para evitar que se escapen”

– dijo Femke Paulissen, según consignó France3

DR / France3

De todos los burros que han salvado, solo faltaba ubicarle un lugar seguro a Cadichon y Polux, los que finalmente podrán dejar Aumont-Aubrac en Lozère, para llegar a las montañas de los Altos Alpes, a 450 kilómetros de distancia, donde podrán empezar una nueva vida. Debiéndosela todas estas buenas noticias a Femke Paulissen, residente holandesa en Eygliers desde hace 15 años.

“Siempre he salvado animales (…) Encontré al ‘Lechón’ en el Guillestre nacional, después de salvar corderos enfermos, esterilizo gatos salvajes para el ayuntamiento, colecciono gatitos y luego, finalmente, lo que hago en casa, es un refugio familiar”

– contó la presidenta del refugio del refugio One Love

DR / France3

Fue un agosto cuando Femke instaló su refugio, haciéndose conocida hace cuatro años luego de salvar a un animal al que denominó “Lechón” (o “Knorretje”, en holandés”). Desde ese momento, no ha parado de sumar diferentes especímenes de la fauna francesa tras sus operativos de socorro animal. Y con la llegada de los burros, Cadichon y Polux, su hogar de tantos seres rescatados se agrandará aún más.

 

Puede interesarte