Por Luis Lizama
27 agosto, 2019

Sam pasaba sus días viendo cómo adoptaban a los otros compañeros del refugio. A él ni siquiera lo miraban 🙁

Los refugios de animales muchas veces se ven expuestos a situaciones un poco complejas. Cuando pasan los meses o incluso los años y nadie los adopta ¿Qué se debe hacer? Una difícil interrogante que muchas veces termina en la eutanasia. Así terminaría sus días un pastor alemán blanco, hasta que un milagro ocurrió. 

Sam, un pastor alemán blanco de 13 años de edad, veía pasar sus días en un refugio, hasta que ya no pudieron cuidar de él. Habían decidido sacrificarlo. 

Petco Foundation

No había mucho que hacer, Sam veía desfilar a las personas llevándose a los jóvenes cachorros del refugio, pero a él ni lo miraban. El milagro ocurrió cuando en un refugio para pastores alemanes blancos, sonó el teléfono y una voz de anciano preguntó por algún veterano amigo para adoptar. 

En el refugio de pastores alemanes conocían la historia de Sam, pero cuando escucharon hablar sobre el pasado de George Johnson, la idea surgió de inmediato.

Petco Foundation

El anterior dueño de Sam, lo había dejado para irse a la marina. Coincidentemente, George era un veterano de marina, que buscaba compañía después de perder a su último compañero perruno. Cuando se encontraron, supieron que eran el uno para el otro.

Petco Foundation

La increíble historia conmovió a muchos, en redes sociales, en la televisión, en todos lados. George y Sam se habían unido por la buena gestión de dos refugios y ahora habían llamado la atención de la Fundación Petco. 

Donaron US$25.000 y un día completo de compras para Sam, además de muchas golosinas para comenzar de buena manera su nueva vida.

Petco Foundation

Conmovedora historia que nos llena de alegría, todos merecemos otra oportunidad. George y Sam pasarán sus días contando aventuras y disfrutando de la buena compañía. A veces el destino hace lo suyo y crea milagros como este

Puede interesarte