Por Luis Aranguren
21 septiembre, 2020

Cuando el mastín inglés de más de 80 kilogramos fue tras él, no le quedó otra que correr aunque el grandote sólo quería pasar un buen rato.

Todos hemos visto en alguna ocasión algún chiste relacionado entre los carteros y los perros, según cuenta la leyenda parece que no se llevan muy bien. Es tal vez esta predisposición lo que les hace a todos estos trabajadores estar atentos al peligro porque siempre es mejor prevenir que lamentar.

Esto aplica para los conductores de Amazon también; específicamente le ocurrió a alguien en California, que iba a dejar un correo y terminó saltando una gran valla.

Kennedy News & Media

Esto ocurrió en la casa de la pareja de Allan y Meredith Anderson en la ciudad de Temecula, cuando el trabajador no vio el anuncio de “perro en la puerta”. Las cámaras de seguridad captaron el increíble momento, donde el miedo y la adrenalina le otorgaron habilidades extraordinarias.

La primera fue una gran velocidad para correr y la segunda un poder de salto que este hombre tal vez no sabía que tenía.

Todo esto cuando el mastín inglés comenzó a perseguirlo, mejor conocido como Winston al ver a alguien solo quería jugar. Pero era difícil para el conductor de Amazon leer sus intenciones por lo que su mejor opción fue huir.

Para Winston esto fue un juego, por lo que lo persiguió moviendo la cola de alegría aunque para otro eso era miedo y terror.

Kennedy News & Media

Por suerte, una vez recuperó el aliento se dio cuenta que Winston no era anda hostil y se le ve acercándose a él con una sonrisa. Una vez ocurrió este maravilloso acto, Meredith salió a recoger el paquete, contó a Kennedy News & Media.

Al ver que nada pasaba comenzaron a reírse. El repartidor, según la descripción de la dueña de la casa, fue muy amable pues no se quejó por la experiencia.

Kennedy News & Media

Al verlo por primera vez  no entendía por qué aquel hombre estaba jadeando del cansancio, pero una vez que le explicó y al ver el video de las cámaras de seguridad, comprendió. Es un perro de más de 80 kilogramos, si bien este es cariñoso fue una decisión inteligente tener algo de precaución.

“Él es un amor absoluto. Si el conductor de la entrega se hubiera inclinado para saludar después, probablemente Winston todavía estaría lamiendo su cara. Estoy muy contento de que nadie haya salido herido”.

-Meredith Anderson

Es probable que este personaje de las entregas repiense su carrera, tal vez podía ser un corredor de obstáculos muy bueno. Si no, al menos sabe que ningún perro podrá alcanzarlo con facilidad cuando quieran perseguirlo.

Kennedy News & Media

Winston el mastín seguro no olvidará a su nuevo amigo, aquel que corre de él apenas lo ve.

Puede interesarte